Periodismo es libertad

Juan Antonio Tirado. El tiempo es una montaña rusa en la que vamos montados todos, así nos dé vértigo o risa. A mí, me causa, mayormente, asombro, y, a ratos, algo de melancolía. Que una revista cumpla mil meses, casi un siglo, no es cosa de poca monta, pero personalmente no me conmueve. Lo que sí me da un pellizco o un subidón es pensar que hace unos 20 años que empecé a escribir en este papel. Hablo de memoria, pero no creo andar muy descarriado. La revista se llamaba entonces Reinado Social y yo puse mi primera firma en ella invitado por María Ángeles López, que es amiga, excepcional periodista y entusiasta de la vida, a la que tendría que dedicar un párrafo, pero ella no se deja. (más…)

La ilusión de sacar adelante un proyecto de renovación

Carlos Amigo Vallejo, cardenal arzobispo emérito de Sevilla. Muy agradecido por la invitación que han tenido la amabilidad de enviarme a la fiesta que han preparado para celebrar el número 1000 de la revista R21. Nada más grato para mí que el poder acompañarles en ese momento y compartir recuerdos y afecto con tan buenos amigos y compañeros de firma en la relación de la Revista. Lamento, sin embargo, no poder acompañarles, pues había comprometido mi asistencia a un acto a celebrar en ese mismo día y hora. Estoy seguro que sabrán disculparme.

Cuando uno piensa en una revista periódica que cumple sus 1000 números de historia, no sólo admira la perseverancia que supone el trabajo de preparar la publicación mensual, sino la ilusión de sacar adelante un proyecto de renovación, en un momento en el que se adivinaba cierto recelo ante la innovación. El empeño e ilusión de los directores y de cuantos formaban parte del equipo de R21, que no solamente supieron sortear los obstáculos, sino su firme convencimiento de que la Iglesia tenía que estar presente entre los medios de comunicación.

Mi más cordial felicitación a cuantos han hecho posible lo que hoy celebramos. Que Dios os bendiga y os guarde, y que podamos, durante mucho tiempo, asomarnos a las páginas de R21, y compartir ideas, opiniones y, sobre todo, el deseo de que el Evangelio de Cristo llegue a los más distintos ámbitos eclesiales y sociales.

Con el mejor afecto en el Señor

Una buena noticia

Nicolás Castellanos Francos. Efectivamente, “21 REVISTA CRISTIANA DE HOY” toca la cima dorada de ese número emblemático 1000, cargado de resonancias del pasado, pletórico y enamorado del futuro, de nuevos caminos y singladuras por recorrer con la mujer y el hombre del siglo XXI. Se me antoja un número perfecto, por el camino recorrido, los cambios efectuados y los horizontes y prospectivas abiertas. Llegar al número 1000, con fidelidad creativa, al ritmo de los tiempos, subido en la utopía, al final de las utopías, es afirmar rotundamente: Dime lo que sueñas y te diré lo que eres. (más…)

Mil

Carmen Guaita.  Mil… Y una noche. De lectura. Unas para Sheherazade, Aladino y Simbad, por supuesto. Estas pueden ser las noches primeras y tiernas de la infancia, cuando cada persona aprende a soñar.
El Libro de los Libros es capaz de iluminar las noches remotas de la adolescencia. Y así, en el periodo de las grandes esperanzas, Salomón, David, Moisés y, sobre todo, Jesús de Nazaret pueden convertirse en eternos compañeros de camino.
Las noches desveladas de la juventud son buenas para compartirlas con Werther, con Hans Castorp o con La Maga de Rayuela. También puedes escribir los versos más tristes en esas noches. (más…)

La cifra mil

Isabel Gómez Acebo. Estamos en el número mil de la revista 21rs, no muy diferente del 999 si no fuera por el simbolismo que aporta el guarismo. Para los cristianos, el primer milenio de la cristiandad coincidiría con la llegada triunfante a la tierra de Jesucristo y cuando esta esperanza no se llevó a cabo, el milenarismo adoptó otros derroteros que siempre culminaban con el Mesías entronizado como rey del planeta. (más…)

Felicita a 21

Con motivo de la publicación del número 1.000, la revista 21 está recibiendo muchas felicitaciones. Deja tú también, en los comentarios, tu particular felicitación.

1.000 felicidades por el número 1.000

por Clara Pardo, presidenta de Manos Unidas

Recién llegada a la presidencia de Manos Unidas, me encuentro con la gratísima tarea de escribir unas líneas con motivo de la publicación del número 1.000 de 21, la revista cristiana de hoy, de ayer y de siempre. Año tras año, número a número, hemos visto cambiar y crecer a esa gran revista que cada mes ocupa un lugar destacado en el expositor que tenemos en la tercera planta de nuestros Servicios Centrales, en la calle Barquillo. Nuevo diseño y contenidos, nuevas firmas, pero siempre el mismo espíritu evangelizador cristiano y el mismo afán de informar acerca de unas realidades que solo encuentran eco en publicaciones como ésta. 21rs es una revista que no envejece con el paso de los años. Más al contrario, en cada número se respiran un entusiasmo y una ilusión renovados. Animamos a nuestra revista amiga a continuar denunciando, informando y contando. En Manos Unidas seguiremos siendo fieles lectores de unas páginas que destilan compromiso y amor por el prójimo. ¡Felices 1.000!


Una buena noticia

por Nicolás Castellanos, obispo emérito de Palencia

21, la revista cristiana de hoy, toca la cima dorada de ese número emblemático 1.000, cargada de resonancias del pasado, pletórica y enamorada del futuro, de nuevos caminos y singladuras por recorrer con la mujer y el hombre del siglo XXI. Se me antoja un número perfecto, por el camino recorrido, los cambios efectuados y los horizontes y prospectivas abiertas. Llegar al número 1.000, con fidelidad creativa, al ritmo de los tiempos, subido en la utopía, al final de las utopías, es afirmar rotundamente: Dime lo que sueñas y te diré lo que eres. (…) 21, al ritmo de los tiempos, en el contexto moderno, posmoderno, poscristiano, por la senda del Concilio Vaticano II (1965), transmite mensajes didácticos, realistas, críticos, positivos, esperanzadores…, empujando la vida hacia la fraternidad universal de mujeres y hombres, razas, pueblos y culturas, que apuntan hacia la utopía del Reino que anunció Jesús de Nazaret.

 

Un recuerdo agradecido

por Javier Álvarez-Ossorio, superior general de la congregación de los Sagrados Corazones

¡Un millar de números de la revista! Enhorabuena. Un recuerdo agradecido a tantas generaciones de religiosos, profesionales, suscriptores, familias, colaboradores… que han formado y siguen dando vida a la aventura de nuestra revista. Que siga adelante vuestro servicio de escucha atenta, de palabra alentadora, de análisis apasionado y de iluminación evangélica. Un abrazo.

 

En buena forma

por Enrique Losada, superior provincial de la provincia ibérica ss.cc.

Queridos todos

Ya que finalmente no puedo estar en la fiesta, el próximo día 6 de julio, me hago presente con estas líneas para deciros dos cosas. En primer lugar: ¡muchas felicidades a 21 por haber llegado en tan buena forma a este número!

Felicidades por tanto a todos los que lo habéis hecho posible. Es verdad que yo también formo parte de este logro, aunque mi colaboración sea muy reducida y más bien institucional. En cualquier caso, me alegro mucho con todos vosotros.

En segundo lugar: mi más sincero agradecimiento a todos los que seguís confiando en nuestra revista,  ya que, finalmente, sois los que nos motiváis para seguir número tras número con vosotros.

Vamos a ver si pronto no solo contamos con más de mil números sin con el centenario de nuestra existencia. ¡Ánimo y adelante!

Al final del túnel

Fernando Torres (Fundación Luz Casanova). Hace años trabajé en una revista. Se llamaba Misión Abierta. Sacábamos un número mensual. Éramos un equipo pequeño. Y recuerdo el trabajo inmenso que llevaba cada número. Eran mil detalles los que había que cuidar. Entregué a aquella revista incontables horas de trabajo. No fueron muchos años los que estuve allí pero sí fueron muy intensos. Ahora pienso que RS21 va a cumplir los 1000 números y lo primero que se me viene a la mente es todo el trabajo y cariño que eso supone. Y agotamiento y esfuerzo y compromiso. Porque el trabajo periodístico en una revista es a veces algo ingrato. Hay mucha gente que no les gusta que se digan determinadas cosas. Pero el servicio a la verdad lleva eso consigo. (más…)

Mil

Maria José Ferrer.  Mil. Suena a mucho. Es mucho: diez veces cien, cien veces diez. Mil años: un milenio, diez siglos, cien décadas. Mil euros: el sueldo con el que sueñan muchas personas para llegar a final de mes, aunque sea a duras penas. Mil personas: las que cada día abandonan su hogar, en Afganistán, para huir de la violencia. Mil páginas: lo que ocupa, más o menos, el Quijote que tengo en mi casa. Mil kilómetros: la distancia aproximada que separa el norte y el sur de nuestro país. Mil noches: las que Sherezade necesitó sumar a una, la última, para urdir y narrar el relato que le salvó la vida. Mil números de 21: los que estamos celebrando. (más…)

999 mejor que 1000

Carlos Ballesteros. Mil es una cifra muy redonda. Mil es una cifra redonda que de tan redonda que es, es insulsa e insipida. Apenas un uno y tres ceros, que son cifras muy tontas, muy insignificantes y que si se leen frente a un espejo apenas se convierten en un uno sin más valor, en un volver a empezar. No tienen ni el esoterismo del 7 o del 9 ni la elegancia sinuosa del 2 o el 8. El 1 es apenas un palote; el cero la nada. Pero cuando queremos dar idea de gran dimensión contamos en miles: de kilómetros, de millones, de euros, de pasos. Se tienen miles de amigos, se cuentan cuentos mil y una noches, se curan enfermos a miles, hay mil maneras de hacer las cosas; se dan miles de besos a papá o a mamá al irse a dormir y en Abril todos sabemos que “aguas mil”. Y no en vano una imagen vale más que mil palabras y en mil años todos calvos (bueno en cien, pero para el caso que más da). (más…)

Tiempos revueltos

Dolores Aleixandre. “Para ti mil años son un ayer que pasó…” (Sal 90,4). “Vale más un día en tus atrios que mil en mi casa…” (Sal 84,11) A estos dos salmistas no les salen las cuentas. O quizá sí, y es que están queriendo decir: “Si dejáis a Dios entrar en vuestra vida, tendréis que despediros de cálculos y cronómetros. Las hojas de vuestro calendario volarán por los aires y las manecillas de vuestros relojes se volverán un poco locas. Estáis avisados”.