Recuerdos del Pulgarcito

autobus el SalvadorEsta vez ha sido distinto. He dejado que las emociones y las experiencias se posen en mi interior para degustarlas y apreciarlas con cierta perspectiva. Han pasado unos cuantos meses desde la vuelta de mi querido el Salvador y siento la necesidad de dejar plasmadas algunas vivencias como si, al escribirlas, recobraran vida. Como si al compartirlas quedaran libres para encontrarse con otras historias, con otras realidades, que fluyen a lo largo y ancho del mundo.

La primera experiencia de la que me gustaría hablar es la del reencuentro. Con la familia, los amigos, la tierra. Es como renacer de nuevo. Revivir el cariño, el afecto por todas aquellas personas que han pasado por tu vida y que han dejado plasmadas sus huellas en ti. Que eres lo que eres ahora gracias a todos ellas.

Lo mismo pasa con la tierra. Levantas la vista y el verdor de los cerros, los montes y los campos te observan en todo momento, en todo lugar, como para que no olvides lo importante que es la vida en un país como el Salvador. Quizás por eso, paradójicamente, percibes en las personas una mezcla de amabilidad y agradecimiento, aunque estén inmersas en una sociedad desigual, desgastada por la violencia y la pobreza.

Y es que el reencuentro, según la RAE, entraña el encuentro de dos cosas que chocan una con otra. Así me siento cuando vuelvo al Salvador. Por una parte, está la necesidad de volver a encontrar la raíz que me ha dado la identidad, el lugar donde recobro mi esencia; por otra parte es inevitable cuestionar la realidad con los nuevos paradigmas aprendidos fuera del país. Más todo ello me sirven no sólo para reflexionar sobre la vida sino, ante todo, sentirla, saborearla más intensamente si cabe.

Cualquiera diría que es una exageración esto que digo, aunque para mí no lo es. Por ejemplo, un hecho tan cotidiano como coger un autobús puede entrañar una experiencia intensa en tu vida. En el transporte colectivo puedes encontrarte a personajes de toda índole: desde la señora que se sube con el canasto para vender fruta y sostener así a su familia; el joven estudiante que va para la universidad y busca su lugar en el mundo; el payaso que cuenta sus historietas y pide una colaboración para poder comer… con suerte algún carterista que en la confusión te deja limpio los bolsillos si no vas listo y, con mala suerte, algún ladrón que realmente puede dejarte de piedra si te saca la pistola… gracias a Dios esto último llevo años sin repetirlo, es una de esas experiencias que te gustaría olvidar. Dicho sea de paso la inseguridad en los autobuses es el motivo que cada vez más haya más y más coches en la capital. Es terrorífico constatar que, año tras año, hay más y más coches que se pelean en las calles para llegar a su destino. Hay horas en las que el tráfico es imposible. No obstante la gran mayoría de mis paisanos siguen utilizando el transporte público. Yo no soy masoquista, ni mucho menos, pero siempre que vuelvo intento utilizar el transporte colectivo, aunque hoy en día sea sinónimo de “jugarse el tipo”, para mí adquiere un significado distinto porque siento que, de alguna manera, entro en comunión con los más desfavorecidos de la sociedad. Este es -y fue durante mi época juvenil- una de las razones por las que sigo utilizando los buses, el chuzón, las coaster…siempre que vuelvo y me reencuentro con mi querido pulgarcito.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)