A la caza del (ex)cazador

La situación de Mariano Rajoy no es de envidiar. La jauría que a regañadientes él azuzó contra el Gobierno, especialmente contra su presidente Zapatero, se ha vuelto contra él. Los mismos medios que solicitaron el voto para el político gallego del PP dirigen ahora su acoso para derribo. Posiblemente no toleran la vuelta a la sensatez de un político que apela frecuentemente al sentido común de los demás, del que él está convencido que anda sobrado. Un Mariano Rajoy sosegado, pachorrón, tranquilo, equilibrado, con una personalidad caborra pero granítica, no puede ser presa fácil para los agoreros e incendiarios del Mundo y de la Cope. Éstos se han dado cuenta de ello y no van a aceptar pacíficamente que se les escape. De la nueva situación ellos no podrán sacar la suculenta tajada a la que estaban acostumbrados.

Lo sorprendente es lo que pasó en la legislatura anterior. Ese papel de perro furioso no le iba de modo alguno a Rajoy. No sabemos qué estraño filtro o pócima política le indujo a ese comportamiento espúreo e inadecuado. Tal vez la sorpresa del varapalo del 14M, y la resaca inconsciente de la misma. Entendemos muy bien la ganancia de pescadores a río revuelto de ciertos medios inescrupolosos, llegando al límite de la cortesía respetuosa en lo de inescrupulosos . El resultado de las últimas generales no ha constituido un batacazo para el candidato ocnservador, sino más bien una sorpresa por el techo electoral alcanzado. Entonces el excandidato ha reaccionado, ha visto de un tirón la inmensa metedura de pata de toda una legislatura perdida, se ha arremangado y se ha metido al tajo, al estilo Rajoy, claro, que él no es ni tiene vocación de estajanovista. Se equivocan gravemente quienes piensan que el goteo de informaciones originariamente “rajoyanas” se debe a la pereza o a una parsimonia provocada por el susto o la inanición. Se trata de un ritmo bien pensado, por una parte para provocar el nerviosismo de los que le interesan nerviosos, y de otra para ocultar las cartas a jugadores muy avezados y no vacunados precisamente contra las trampas del juego. Alguien puede pensar, ¿tan maquiavélico es Rajoy? Lo es mucho más, gallego fino, paciente y con nervios de acero. Y personalidad pétrea. No les va a ser fácil “cazar” ni abatir a Rajoy. Sobre todo porque él sabe que ahora es cuando lo está haciendo bien,  mal que les pase a los democristianos de su partido, a alguna política lliberal ambiciosa, y a los radicales y manipuladores Mundo y Cope.  

Al tiempo. Rajoy va por el buen camino, y hace muy bien en cambiar de estilo y de discurso. Le va mucho más, y le puede dar más réditos electorales.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)