La emoción del fútbol

Me preparaba ayer para ver el partido Holanda-Italia de la Eurocopa. Salieron las correspondientes selecciones, se plantaron bien erguidos sobre el verde césped, ¡qué pradera más magnífica!, y empezaron a cantar sus himnos, primero los italianos, después los holandeses. ¡Qué mocetones guapos y arrogantes en su planta y en su cantar los italianos! Iba enfocando […]