La Europa rácana e intransigente

Se consumó ayer la vergüenza que se adivinaba, con la negativa por parte del Parlamento Europeo de rebajar de dieciocho a seis meses el tiempo en el que los inmigrantes sin papeles, nuevos delincuentes de la era de la insolidaridad inmisericorde, podrán ser retenidos. Retenidos es un eufemismo. Son vigilados por policías, excepto en el caso […]