La emoción del fútbol (II)

Hablaba en mi artículo anterior de la emoción del fútbol. Hemos visto que es más: es descarga de adrenalina, es catarsis colectiva, es orgullo de país, es gloria, es descanso, es relajación, “¡por fin!, no somos más pardillos que los demás”. Nuestros jugadores, esos mozos más bien bajitos y un poco locos, lo han hecho […]