¿Qué eso de la moral católica?

Se afirma alegremente que existe “una moral católica”. Católica quiere decir universal. Moral viene de “mores”, costumbres, y resulta complicado aceptar unas costumbres universales. Por definición, las costumbres son locales y temporales. 

Si mi raciocinio hasta aquí es lógico resulta muy difícil tan siquiera pensar o razonar a base de una “moral natural”, fruto de tendencias provocadas “metafísicamente” por la propia naturaleza humana. Cuando estudié en la PUC (Pontificia Universidad Católica) de Sâo Paulo un master de Filosofía de la Educación, los profesores, casi todos doctores por la Universidad de Lovaina,  unánimemente rechazaban el concepto de “ley natural”, y por tanto, todos sus derivados. Y lo hacían con argumentos sólidos y convincentes, que no voy a detallar para no aburrir a mis lectores.  

No hay nada más que leer obras serias de antropología (por ejemplo Las leyes del Parentesco, de Lewi Straus), o acompañar el proceso pedagógico de la Biblia, con su Economía de la Revelación, para superar sin traumas el arcaico concepto jurídico y moral de la ley natural. Si la propia naturaleza presentara a la conciencia humana la norma de comportamiento, aunque no fuera tan perentoria como el “imperativo categórico” de Kant, resultaría imposible entender, pongo por caso, la absoluta falta de complejo de culpa con la que actuaban los sesudos inquisidores, presumiblemente muy buena gente desde la perspectiva moral de aquel tiempo, mientras torturaban cruel y despiadadamente a sospechosos simplemente de tener pensamientos no religiosamente correctos. Y eso a pesar del “plus” de luz y de prudencia que les debería prestar la Revelación.  

Por mucho que se empeñen  grandes prohombres del aparato institucional de la Iglesia en afirmar lo absoluto de la moral y negar su esencia eminentemente relativa, es tan obvia y patente la contradicción “in términis” que encierra ese modo de pensar que resulta, en el mejor de los casos, prescindible.

No es legítimo atormentar a las personas con teorías que, además de aprisionar como un cepo o unos grilletes al individuo, y constituir un atentado a la libertad y autonomía de la cultura y de la moral de cada pueblo y de cada época, son radical y filosóficamente falsas. 

(Continuará) 

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)