“La partícula de Dios”

Andan estos días los científicos europeos (unos diez mil, dicen), ocupados en provocar, en un inmenso túnel circular de 27 kms., un choque de neutrones. Estos se mueven casi a la velocidad de la luz, impulsados por la fuerza de atracción de unos inmensos imanes enfriados hasta los -270 grados, (doscientos setenta grados bajo cero). Yo me pregunto cómo pueden realizar esos prodigios. Todo ello, y su objetivo final me hacen pensar mucho. 

Parece que de ese choque tremendo resultará una partícula especial, que puede presentar mucho parecido con las partículas primitivas de las que resultó el bing-bang, que algunos denominan “partícula de Dios”, unos con un poco de ironía, otros con respeto. Además, no saben bien qué resultará de esa fusión, se temen la aparición de un montón de agujeros negros, aunque no piensan que pueda explotar Europa o el mundo. Lo decisivo vendrá cuando se estudien los millones de datos que se  registrarán del acontecimiento. Todo esto me recuerda la controversia, que no acaba, sobre creacionismo sí o no, tan exacerbada sobre todo en Estado Unidos. Es algo que no comprendo. No se puede entender la creación como una acción primitiva, un tremendo empujón dado por Dios a no se sabe qué, quien después dejaría las cosas correr. En el Credo decimos: “Creo en Dios Padre, creador de cielo y tierra…”. No que creó, sino creador. Es un matiz muy importante. La creación es presente, no  pasado.  

Es un error considerar la creación del mundo por parte de Dios como un hecho histórico, que sucedió entre un domingo y un viernes, puesto que el sábado Dios descansó. Esa lectura literal del Génesis, además de superada e infantil, es  disparatada. Como lo es también la idea de que el respeto a la Biblia consiste en leer, a nuestro modo actual de entender, los textos bíblicos, cuando el auténtico respeto se demuestra intentando ponernos en la piel del escritor y del lector de entonces, cosa imposible, ciertamente, pero por lo menos intentarlo con todas las fuerzas. Lo que irrita y es inaceptable es que  tachen de iconoclastas y medio heréticos a los que se dedican a una tarea tan noble y hermosa, aunque delicada. 

Diga lo que diga la ciencia, si es ciencia de verdad, los creyentes no debemos temer ni nos vamos a asustar. La ciencia sobre el mundo que Dios crea cada día es un camino válido para acercarnos a Él, y es el que recorre mucha gente honesta, aunque no tenga el don de la fe. Agradezcamos que nosotros podamos recorrer  con alegría los dos caminos, que no nos resultan incompatibles ni desde la ciencia ni desde la Fe.

 Jesús Mª Urío 

3 Responses to ““La partícula de Dios””

  1. Y Dios creó el tiempo. Allí enhebró la distancia, la materia, el espacio.
    Con la puesta en marcha del LHC los científicos buscan recrear las condiciones que se dieron milésimas de segundo después del Big Bang y que dejaron el espacio, dicen, homogéneo e ilimitado.
    Sin el tiempo no cabríamos, es el lugar de nuestra existencia y vivimos como un absurdo que el tiempo la termine. Buscamos respuestas sin hacernos bien la pregunta ¿Para qué el tiempo?
    Los creyentes sabemos que Dios es su dueño absoluto y puede esperar, así, el tiempo lo terminará Dios cuando su creación de amor esté terminada. Dios nos dejará mientras en libertad porque tiene el tiempo. Dios no ha dado tiempo.

  2. Rectifico: Dios nos ha dado tiempo.

  3. Si el tiempo es algo objetivo en sí o , junto al espacio, unos imperativos categóricos (condicionamientos subjetivos para poder conocer), como diría Kant, he aquí materia para poder discutir sin fin.

    Areópago

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)