En un apacible recodo del Ebro…

…se divisa un cubo de cemento rodeado de jardines y vegetación, arrullado por las tranquilas y, allí, mansas aguas del Ebro. He contemplado ese cubo un montón de veces, cuando, desde Torrelavega, hacía mis escapadas a Olite, mi pueblo. Siempre que pasaba por esos bellísimos parajes me venía a la cabeza el siguiente pensamiento: si […]