Mi camino neocatecumenal (VII: Mi itinerancia)

La convivencia de la que salí (“me levanté”, en el argot neocatecumenal) itinerante fue de lo más original y exótico. En ese momento era párroco de la parroquia de los Sagrados Corazones de Londrina. Había sido nombrado unos meses antes. Yo no tenía ninguna gana de ir de itinerante, pero sin saber cómo me encontré […]