Observaciones a un predicador dominical

En una de sus peculiares y pesadas homilías dominicales, pontificales, y alambicadas hasta decir ¡basta!, el predicador de EL Mundo da una vez más muestra se su suficiencia, tan voluntariosa como equivocada. El director del diario de Pradillo debe de estar seguro de sus opiniones, y del fundamento de las mismas. Lo primero es legítimo, lo segundo, en […]