¡Ya está bien de broncas!

Ahora han dado en decir que España es el paraíso, la punta de lanza, la locomotora del laicismo y de la descritianización en Europa. Pues ¡qué honra y gloria que tengamos tanta y tamaña influencia en temas de tanto abolengo y perendengue!. Porque hay que ser muy intelectuales y muy sesudos para llevar la palma en algo que tanto les costó alcanzar a los franceses o los holandeses.

Ahora los españoles hemos dejado de lado de una vez las procesiones, las visitas a las ermitas, los días de la Patrona, la presencia de las corporaciones municipales en las principales fiestas de cada pueblo, los funerales de Estado, el 0,75% del IRPF para la Conferencia Episcopal, la subvención a los colegios concertados de la Iglesia, los Convenios con la Santa Sede, y otras antiguallas que hasta hace poco caracterizaban a la católica España.

Faltan al respeto los que, olvidando u obviando todo lo anterior, claman insistentemente contra la descristianización de la gente y las políticas de Estado del actual Gobierno. Les parece poca cosa que éste haya aparcado “sine die” el proyecto de reforma de la ley de Libertad Religiosa, la revisión de los acuerdos España-Santa Sede, que costee parte de la financiación de los viajes del Papa a España, tolere sin protestar demasiado el “revisionismo” eclesiástico en las interminables e irrelevantes listas de beatificaciones de mártires de la Guerra Civil, y un largo capítulo de tratos de favor que no se dan en las cristianizadas Francia, ni Holanda, ni Bélgica, ni siquiera en las catolicísimas Polonia e Irlanda.

Llaman persecución a la Iglesia al hecho de promover una legislación que no es del agrado de su Jerarquía. Hay países que ostentan una legislacioón mucho más avanzada, incluso con la eutanasia ya aprobada por la ley, y que no son obsequiados con la catarata de descalificaciones que hemos estado oyendo hace pocos días por parte del Papa y del presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE). Lo que sucede es que esos países avanzados en su legislación permisiva respecto a temas polémicos tienen unos episcopados mucho más acostumbrados a la dinámica democrática, que han asumido y respetado hace tiempo, lo que hace que se dediquen a su tarea, que es evangelizar, santificar y ser signos de “agapé”. Y dejan a los políticos y gobernantes que hagan su trabajo. 

Estudiando Teología llegamos a la conclusión, años sesenta, de que la Iglesia, que ostentó durante siglos la primacía, y hasta el monopolio, en todas la materias, también las científicas, ahí estan para comprobarlo las condenas de gente como Galileo o Miguel Servet, (éste por la Iglesia Calvinista, pero Iglesia tambíen), con el “aggiornamento” del Concilio tenía ir abandonando los campos que todavía mantenía. Depojada de autoridad en las disciplinas científicas, químicas,astrológicas, o de medicina, quedaba otra a la que era preciso, humildemente, renunciar: la moral.

Se contradicen los que, exaltando y proclamando la existencia y la contundencia de la ley natural”, casi como el “imperativo categórico” de Kant, niegan después su validez universal para todas las personas y todos los pueblos, afirmando la necesidad de un “Tutor” con autoridad para velar por su interpretación y aplicación, que sería, casualmente, la Iglesia, es decir, el Magisterio de su Jerarquía. Olvidando algo tan elemental como que, quien afirmó cosas como “no llaméis a nadie de entre vosotros Doctor o Maestro“, no dejó a sus seguidores ninguna autoridad para la interpretación de una ley que, por definición de los “leynaturalistas” , está impresa en el corazón del hombre por su Creador.  

Mal que pese a nuestros pastores es preciso, con humildad, que abandonen su pretendida autoridad sobre los grandes temas de la moral, que durante tanto tiempo confundieron y mal interpretaron (torturas, penas de muerte, mutilaciones, aceptación pacífica de la esclavitud, negación de los derechos de los trabajadores a sindicarse, como “contrarios” a la ley natural y al orden divino, relegación de la mujer a una condición dudosamente humana, y un sinfín de desaciertos “éticos”, por decirlo de modo amable). Y todo eso, a pesar de la “auto imposición de la ley natural“, iure divino,  y, lo que es más sangrante, del plus que proporcionaba la Revelación. Es normal, porque estamos acostumbrados, que la Jerarquía eclesiástica reivindique su autoridad en el campo de la moral. Pero es más normal que las autoridades civiles de los Estados no la reconozcan.

De lo que estamos cansados, creyentes o no, es de la bronca y la corección moral que, como si fuéramos niños, nos regalan día sí y otro también. ¿Habrá que recordar todos los días que Dios, y no el diablo o un ser maligno, ha puesto la conciencia en el ser humano para que la use y la desarrolle?

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara      

One Response to “¡Ya está bien de broncas!”

  1. Un artículo, claro, verdadero y santo.
    Claro, porque lo confuso es presentado como obvio.
    Verdadero, porque va desmontado mentiras e infundios.
    Santo, porque conjura la perversa interpretación de lo moral.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)