¡No estoy de acuerdo!

No estoy de acuerdo con muchas cosas, pero hoy no lo estoy con la afirmación de Javier Carballo, o.p., prior de la orden de los dominicos de la provincia de España, (en entrevista a María José Iglesias en La Nueva España), de que  en nuestro país “el problema es que no acabamos de reconocer que la religión fomenta valores positivos”. No lo estoy por varios motivos: el primero porque mete en el mismo saco la “religión”, es decir, la religiosidad natural, con la Revelación cristiana. Y salvado ese escollo, porque se pueden contar con los dedos de una mano los españoles tan cerrados y sectarios que no reconocen los valores de trascendencia y de solidaridad de que dan testimonio tantos miembros de la Iglesia, no necesariamente clérigos.

Y ahí radica gran parte del problema, en el reiterado error de identificar Iglesia con el estamento clerical, o, especialmente, con la jerarquía. Conozco a muchos amigos, más de lo que sería de imaginar, creyentes, practicantes, comprometidos con la comunidad cristiana, que critican y reprochan muchas actitudes de la Jerarquía, algunos, incluso, con cierta acritud. Ahora bien, pensar que esos españoles, esos ciudadanos del siglo XXI, no “reconocen que la Religión fomenta valores positivos”, sería una grave injusticia y un craso error.

Me atrevo a afirmar que los que más critican actualmente a la organización interna de la Iglesia, eso que los medios suelen llamar “la Iglesia”, son los que lo hacen desde dentro, que aman a la Iglesia, que la consideran su Madre, que no podrían vivir sin su tutela, protección y alimento. Yo mismo, presbítero de la Santa Iglesia, párroco, y evangelizador, “oportune et inoportune”, me incluyo entre ellos. Justamente los más asiduos y cumplidores, exceptuando los miembros de ciertos “nuevos movimientos” (Comunión y Liberación, neocatecumenales, focolarinos, Santo Egidio, a su manera los del Opus, y digo a su manera, porque bien que critican las posiciones “avanzadas” de ciertos obispos o cardenales) son los que, desde dentro, y a partir del amor y reconocimiento a la Iglesia, más conscientes son de sus defectos y arrugas. (Quien tenía también esa percepción era San Pablo, y lo decía y escribía).

Está cayendo sobre los españoles una catarata de reproches en su relación con la fe, con la Iglesia, con los valores cristianos, con la religiosidad, con los mismos valores morales, que no nos merecemos. No sé a qué se debe, y por qué no critican la descristianización y relativismo moral de otras latitudes. Porque después, los españoles son, con diferencia, los que más mantienen en toda Europa sus devociones tradicionales, los que llenan de niños y adolescentes, hijos suyos, los colegios religiosos, y, puestos a actitudes morales solidarias, los que más, con gran diferencia per cápita, donan  miembros para trasplantes, sangre, etc.

¿No se estará confundiendo el desapego de los católicos españoles, y de los que se dicen no católicos, hacia la Jerarquía y el episcopado, algo que es evidente y no se puede negar, con la falta de aprecio y reconocimiento de la Iglesia y de sus miembros en su conjunto? El poco aprecio que actualmente se profesa en general hacia el episcopado, en España, es un fenómeno que habrían de estudiar los implicados, y hacerlo de manera evangélica, teniendo en cuenta la viga de su ojo, y ayudando a eliminar la mota del ojo de los descontentos. Pero no es distribuyendo censuras y reproches a diestro y siniestro como se van a ganar la voluntad y el corazón de los desafectos.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

3 Responses to “¡No estoy de acuerdo!”

  1. en estos momentos en que estamos a la puertas del adviento, me gustaria dejar mi reflexión.
    No soy de los que van a misa los domingos, ni fiesta de precepto, voy cuando el corazon me lo pide y tengo un parraco muy liberal, y dice verdades como puño,
    y asido mi mentor, y estoy muy orgulloso de ello.
    Pero hay temas que me hierve la sangre y es el movimiento anticatolico que estamos viviendo en estos ultimos años.
    No soy papista ni mucho menos, es mas me gustaria vover a la iglesia primitiva donde todos eramos iguales, y la cena del señor se hacia en casa de cristianos, en catacumbas, etc.. todos unidos por un mismo epiritu.
    pero el papa dijo algo en el avion de vuelta a barcelona, que me hizo reflexionar cuando dijo que esta españa es muy parecida a a la de los años 30
    esta papa es muy conservador todo lo sabemos, pero no tiene ni un solo pelo de tonto, de hecho nada mas partir el papa de territorio español, le falto tiempo a los masones para desacreditar la visita del papa con parodias como el señor buenafuente, para riculizar ala iglesia catolica osea a mi.
    Me nos mal que este gobierno es muy dialogante y respetuoso y seguro que le tiraran de las orejas al gruop mediapro y al grupo prysa cadenas claramente de caracter socialista.
    pero eso si, ninguno de los dueños y representate predican las doctrinas carl marx o ha oido hablar de la revolucion social de Lenin, trosky , si son socialista que vivan como jesucristo y sus discipulos que ellos si heran comunistas de verdad. Bueno ya se me paso el enfado pero no habia visto el video en cuestion de buenafuente y me ha dolido la iglesia no es perfecta pero estoy seguro que algo habra hecho bueno despues de 2000 años estamos aqui

  2. “¿No se estará confundiendo el desapego de los católicos españoles, y de los que se dicen no católicos, hacia la Jerarquía y el episcopado, algo que es evidente y no se puede negar, con la falta de aprecio y reconocimiento de la Iglesia y de sus miembros en su conjunto?”
    ¡Éste es el sentimiento de cualquiera con quien tropiezo!

  3. Mi comentario se corresponde con la entrada del 19 de noviembre. Disculpa.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)