Fabricando “ilusiones”

Dice el diccionario de la RAE de la lengua: 1. f. “Concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos”. Pues justamente es éste el sentido de ilusión el que quiero comentar. Y mi punto de atención son los programas de televisión-televisión, los que se realizan íntegramente en sus estudios, no en trasmisiones en directo de eventos, deportivos o lúdicos en general. Y concretando más, me quiero referir a los concursos con premio en metálico y las telenovelas, los populares “culebrones”.

Llama la atención la negación de “verdadera realidad” que implica el exacto concepto de ilusión. No hay realidad, y si parece haberla, es falsa, o es producto de la imaginación, esa “loca de la casa”, que diría jocosamente Teresa de Ávila. Y todavía peor, si no es fruto del propio ensimismamiento de la fantasía, lo es por efecto del engaño. Es decir, de alguna manera, en la idea de ilusión hay o bien autoengaño o éste es producido por otros, voluntaria o involuntariamente.

Yo relaciono esta situación, esta experiencia, por contraste, con el auténtico concepto de humildad, que viene a ser lo contrario de ilusión. La palabra humildad se deriva del latín humus, que podemos traducir por tierra, tierra de cultivo, mejor; tierra fecunda y aprovechable. Así, humildad sería la virtud de “pisar bien, dejando surco, el humus de la tierra”, no viviendo en las nubes ni de falsas ilusiones, si bien lo de “falsa ilusión” es casi un pleonasmo, pues la falsedad entra en el mismo concepto de ilusión.

Me llama la atención la mínima cantidad de personas verdaderamente humildes que existe. Gente que pise realmente el suelo de su propia identidad, de su historia, sin distorsiones, sin engaños, que conozca y acepte su peculiar mezcla y composición de cualidades y defectos, virtudes y vicios, habilidades e incompetencias. La rica y pintoresca variedad de seres humanos viene producida y mantenida por esa mezcla y composición exclusivas, que constituyen el verdadero ADN de la persona, no del cuerpo o de la biología, sino de la dimensión profunda, psicológica y trascendente, de ese ser entrañable que conocemos como humano.

¿Por qué tienen tanta audiencia las telenovelas y los programas-concursos en que un o una concursante se lleva el premio? Porque los protagonistas de ambos tipos de producciones televisivas permiten a los televidentes una fácil y aparentemente inocua identificación con el éxito, o las fuertes, o exóticas, o coloridas y brillantes experiencias, o las historias de amor y de pasión, o la opulencia del entretenido y nunca aburrido discurrir de la vida. Pero ahí radica el engaño. Esa identificación no es inocua. No se realiza sin un rebajamiento y una dejación de los valores intelectuales y volitivos autónomos, sin un empobrecimiento alarmante de los propios recursos de vigilancia y autocontrol de los comportamientos, de las actitudes y de las respuestas a los desafíos, nada académicos ni siempre románticos de la vida.

Yo digo a mi gente que no se fíe de la “neutralidad del pasatiempo y del ocio” televisivos porque, además de adormecer tus reflejos morales y humanísticos, te hace transitar por caminos ficticios, bien alejados de la recia actitud humana de la humildad, que no tiene nada que ver con el cuello doblado o inclinado en señal de sumisión, sino con la profunda raigambre en la que se fundamenta y se ponen los cimientos de la existencia. Sería como tener hondas y resistentes raíces, salvaguarda de inútiles y fútiles ilusiones de “falsos brillantes” y dorados oropeles.  

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

2 Responses to “Fabricando “ilusiones””

  1. si señor estoy totalmente de acuerdo con el atotamiento colectivo,la falta de moralidad, el desprecio, las broncas interpretada por colaboradores,compradados. oye y la gente se lo cree puedo afirmar que en mi casa pasa lo mismo aunque lo odie pero como salga la belen esteban y los mariachis, se acabo la television.
    Ya hasta los politicos van aun programa rosa como es la noria. pero la triste realidad es que estos programas lo ven casi 9 millones de personas dependiendo el personaje en cuestion.
    Menos mal que siempre nos quedara el Madrid que este año esta muy humilde y con los pies en la tierra

  2. ¡Ajá!

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)