Desconfesionalización de la ética

Como insinuaba ayer, detrás del ruido hay asuntos muy serios, que, a mi parecer, no han sido abordados. El principal es el de la autonomía moral. ¿Tienen que esperar un hombre o una mujer a que el Papa, u otro magisterio, marque el procedimiento moral, es decir, permisible, en la práctica sexual? ¿Es inmoral el uso del preservativo porque lo prohíba la “así llamada” doctrina de la Iglesia? Muchos se sorprenderían, algunos se escandalizarían y habría otros que se indignarían si leyesen ciertas páginas del texto que utilizamos para estudiar el Sexto y el Nono mandamiento en los años sesenta.

¿Quieren una muestra? EL beso en el hombro es pecado venial; en el pecho, claramente mortal. El beso con contacto de lenguas es pecado mortal. La masturbación, en todos los casos, es materia grave, y por ahí así. Todo uso de la sexualidad fuera del matrimonio, o dentro de éste no orientado a la reproducción, pecado mortal. Hasta que uno se asqueaba de tanto morbo y tanta concupiscencia de tanto moralista vulgar, cuando no obseso y acomplejado por y con el sexo.

Un joven profesor, en su primera clase de teología moral comenzó a recordar las grandes líneas del la tradición del magisterio sobre el sexo hasta que un compañero levantó la mano y preguntó: -“¿Por qué no hay parvedad de materia en temas sexuales? Porque yo niego la mayor mientras no se me den argumentos convincentes”. -El profesor no los dio, y todos percibimos que se estaba acabando el tiempo de la sumisión de las conciencias a doctrinas aberrantes sobre la corporeidad, la sexualidad, la sensualidad, la relación hombre-mujer y la sana y natural manifestación del cariño, del amor, del sentimiento, en general, y de la pasión, en particular, ¿por qué no?

Ya comenté en otra entrada de este blog que en los años de Teología, durante e inmediatamente después del Concilio, yo llegué a la conclusión de que igual que el Magisterio de la Iglesia había ido perdiendo durante siglos su autoridad sobre temas científicos, astronómicos, filosóficos, políticos, jurídicos, debería terminar por perderla en los temas morales. Y eso es lo que ha pasado, que el mundo y la cultura ha ido caminando hacia una moral laica, no por eso menos exigente y digna, pero, eso sí, desconfesionalizada. En otros temas yo todavía albergo mis dudas, pero en el de la sexualidad, ninguna.

Lo que estoy afirmando de la conquista de una moral laica no lo aplico solamente a los no católicos, o a los agnósticos, o a los católicos indiferentes y nada practicantes, sino también a los que, desde dentro de la Iglesia, procuramos, con mayor o menor empeño, y más o menos éxito, poner en práctica la Palabra de Jesús. Es una batalla mía muy personal la reiterada defensa de la separación que debe haber entre  los valores de la Revelación y los de la ética humana. Así como la negación de que unos coincidan, necesariamente, con los otros. No es el momento de adentrarme en tema tan complejo, pero algún día que esté con ganas y tiempo, atacaré ese ensayo. Lo que sí puedo afirmar, y afirmo, es que ni en el Antiguo ni en el Nuevo Testamento se magnifica la gravedad de los comportamientos sexuales, a no ser que toquen temas como la justicia, o exigencias derivadas de otros departamentos, que inciden en el aumento de la cota de gravedad. Pero nunca comparable con la actitud de juzgar, de condenar, de denigrar, de despreciar, de intenar corregir hipócritamente el pequeño defecto del hermano. Todos éstos, comportamientos gravemente atentatorios contra el principal mandamiento del amor al prójimo. No olvidemos que el Amor a Dios ya al hermano equivale a “toda la ley y los profetas“. Éste es el campo en el que deberían moverse nuestros pastores, es decir, el campo esctricto de la Revelación del Maestro, y dejar lass vicisitudes de la moral a la conciencia humana, que, no olvidemos, es el mayor regalo de Dios, vía naturaleza, a cada uno de los sufridos miembros de nuestra pobre y doliente humanidad.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

 

 

 

4 Responses to “Desconfesionalización de la ética”

  1. Denro de la línea de tu argumento creo que la despenalizaciòn del preservativo (sea lo que sea) es un triunfo de la moral de los laicos y de la sociedad porque las instituciones solo cambina cuando son presionadas desde abajo. Por eso es importante forman conciencias de cristianos maduros que se atrevan dentro del respeto cuetionar a sus jerarcas, será la única manera de ajustar a la Iglesia a los signos de los tiempos

  2. Estoy completamente de acuerdo, Jesús Mª. Pero desde el momento en que hemos arrebatado la naturalidad a la sexualidad humana, la hemos mitificado y llenado de culpabilidades como tema tabú, hay que saludar cualquier paso que sea mínimamente liberador
    aunque parta de la doctrina del “mal menor”.Era tan brutal lo de prohibir el preservativo a los enfermos del sida que en mi opinión en este caso la noticia merece titulares.
    Por lo demás el sexo está sobredimensionado en la moral católica. Desde luego. Gracias por tu aportación.

  3. Nuevamente felicidades.Me siento bién leyéndote en el día a dia.

  4. Noto en tu entrada de hoy un profundo sentimiento. Lo heleído con calma y créeme su lectura me ha dado paz. ¡Ojalá muchos clerigos pensaran como tú!

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)