La copa del mundo entre nuestros obispos

30[1]Son más interesantes que divertidas las fotos del presidente de la Real Federación española de fútbol, José Ángel Villar, y seleccionador nacional de lo mismo, Vicente del Bosque, entre los obispos españoles, portando la copa tan brillante y elegantemente conquistada este verano por nuestros admirados futbolistas. Uno de los momentos más hilarantes resultó cuando el presidente de la Federación ofreció al de la Conferencia Episcopal Española (CEE) una camiseta de la roja, con su nombre grabado a la espalda. ¿Alguien imagina a Rouco Varela colocándosela encima de su sotana? Pues ni se puede imaginar, ni se la puso.

En la visita hubo palabras de Villar, Del Bosque y Rouco Varela. El primero, de quien afirman que es un “ferviente” (sic) católico, comenzó bromista o irónico, comentando lo “desagradecidos” que son los obispos -“los invito a los partidos y no van, y ni me contestan“-, para terminar serio, solicitando las oraciones de los obipos para que se conceda a España y Portugal la organización del próximo campeonato del mundo de fútbol de 1918, y recordando la similitud de los valores que predican los obispos y los que practican nuestros futbolistas, -“el fútbol español quiere profundizar en lo que ustedes representan: sacrificio, trabajo en equipo, juego limpio y humildad”. Pidió, además, que intercedieran para ser recibidos por el Papa con la copa, y prometió que si lo consiguieran besaría al cardenal de Madrid en la frente. No sabemos cómo reaccionaría el arzobispo de Madrid ante ese evento, dada su fama casi legendaria de acendrado sentido del humor.

Los obispos aplaudieron a rabiar, cosa a la que deben estar muy acostumbrados, y Rouco hizo gala de su fina ironía retrucando que cómo piden ahora oraciones si pasaron en la marcha triunfal por Madrid delante de la Almudena y no se dignaron entrar. Así que como penitencia les hizo rezar, a Villar y a Del Bosque, con todos los obispos, tres “ave marías”. Todo muy bonito y aseado.

Algunos políticos del ala más escorada a la izquierda han tachado el encuentro de “actitud rancia” y de otros tiempos. Para mí que se pasan un poco, pues no es para incomodarse ante un gesto tan ingenuo y complaciente. Está claro que el buen estratega de Villar buscaba la colaboración y complicidad de la CEE, especialmente de su presidente, con la intención de animarle a realizar las gestiones pertinentes en Roma para presentarse ante el Papa con toda la selección, y la copa. Algo que sería, indudablemente, un colofón majestuoso a una marcha triunfal e imparable desde el mes de Julio.

Si quieren saber mi opinión, me parece bien que los obispos tengan, de vez en cuando, unos momentos de ocio y de asueto. Y que vibren con las pequeñas cosas de la vida que alegran a tantos ciudadanos, grandes y chicos, y que dejen de lado ese aspecto sesudo y ceñudo que suelen aparentar. Y empleo este verbo porque estoy seguro de que por dentro no son así, y de que no se atreven, no sé por qué, a reir y cantar, en mangas de camisa, tomando unas cañas en el jardín de su casa, con algunos diocesanos. ¡Con lo majos que estarían riendo, cantando y contando chistes!  No dejarían por eso de ser obispos, y tal vez ganasen como pastores. Y también pienso que no están a gusto siempre con esos atuendos oscuros, cuando no lóbregos, y esos gestos adustos, llenos de prosopopeya y perendengue. ¿Habéis reparado lo ficticio y artificial del ósculo de la Paz que se dan en las misas los obispos entre sí y con el Papa? No es posible que, siendo tan obedientes y cumplidores con la Liturgia, que dice expresamente “ósculo”, es decir, beso, tenagan tanto miedo a apoyar sus labios en la mejilla de un hermano del episcopado. Por eso, me he alegrado y serenado un poco de que hayan aplaudido “a rabiar”, según un periódico deportivo, como harían sus más fervorosos fieles.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)