La Iglesia desobedece al Señor

En una hermosísima y primorosa primera lectura de la misa de hoy, sábado de la 1ª semana de Adviento, el profeta Isaías presenta un Dios tierno, dulce, no sólo misericordioso, que también, con su pueblo. En un momento de decaimiento, de prueba, de depresión colectiva, de humillación, el profeta es capaz de encender las luces, de arrojar torrentes de energía sobre su pueblo, los mismos que Yavé hará brotar en el desierto, con los que regará el campo, para que dé cosechas opíparas, y los pastos ubérrimos donde terneros, vacas y asnos se saciarán.

Es una profecía increíble, en el más literal y descorazonador de los sentidos. Jerusalén está destruida, hollada y profanada, sus jefes desterrados, maltratados y degradados, falta el pan y “el agua está tasada”, pero el Señor destruirá las “altas torres” de los poderes extranjeros y paganos, y colaborará en el día de la gran matanza. Comprendamos que en tiempos en los que todavía no se había dejado oír una Palabra de perdón, el cuidado de Dios por su pueblo, de un Dios guerrero, –Yavé Sebaot-, sólo se podía manifestar acompañado de la furia contra los enemigos de ese mismo pueblo, y pagarles con la misma moneda.

Hasta las estrellas se levantará la demostración de poderío, y de tierno amor, las dos cosas juntas, raras de convivir, del Santo en la acción por su pueblo. “El día que el señor vende la herida de su pueblo y sane las llagas de sus golpes, la luz de la Cándida (luna) será como la luz del Ardiente (sol), y la luz del Ardiente será siete veces mayor». Tanto el sol como la luna querrán ser testigos de la dedicación morosa, sanadora y reparadora del Santo de Yavé.

En el Evangelio, la liturgia, que en Adviento, como en la Cuaresma, hila muy bien y fino la correlación de las lecturas, se nos presenta a Jesús con los mismos sentimientos del Altísimo en la profecía de Isaías: “En aquel tiempo, Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas judías, anunciando la buena noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias. Al ver a la gente, sintió compasión de ellos, porque estaban cansados y desorientados como ovejas sin pastor… Después, llamando a sus doce discípulos, Jesús les dio poder para expulsar espíritus impuros y para curar toda clase de enfermedades y dolencias. Les dijo:«Id en busca de las ovejas perdidas del pueblo de Israel. Id y proclamad que está llegando el Reino de los cielos. Curad a los enfermos, limpiad a los leprosos, resucitad a los muertos, expulsad a los demonios. Gratis lo habéis recibido, entregadlo también gratis».

Comentaba yo el otro día lo que la Iglesia puede, o no, hacer siguiendo la Palabra de Jesús, y recordaba la teoría de la “delegación” (“Con todos los respetos, no estoy de acuerdo …”, I y II, días 26 y 27 de noviembre, 2010). Aquí tenemos pruebas fehacientes de algo que Jesús no recomendó, y que la Iglesia consideró que debía hacer,   en medio de terrible controversia. El argumento de Santiago y los “judaizantes” era, justamente, que la voluntad del Maestro no era esa.

Y  por el contrario, el mandato de curar, de limpiar leprosos, de resucitar muertos, expulsar demonios, sólo lo intenta cumplir la Iglesia en su último y más espirituoso y volátil punto, el de las posesiones diabólicas. No cabe ninguna duda de que los jefes de la Iglesia, más que ésta en su conjunto, no han tenido ningún reparo en ”inventar” soluciones nuevas, más allá de la Palabra de Jesús, y que no ha obedecido ésta en todas las ocasiones. Por eso resulta cuando menos arriesgado afirmar que la Iglesia no puede cambiar algo que Jesús estableció. (Eso en la hipótesis, no demostrada, de que Jesús “no ordenara varones”, por ejemplo, o no lo hiciera por circunstancias que han cambiado sustancialmente. Y exactamente al contrario, que la Jerarquía no admita hombres casados, cuando Jesús así lo hizo con sus apóstoles. ¿Cómo queda esto?).

Jes´s Mª Urío uiz de Vergara  

One Response to “La Iglesia desobedece al Señor”

  1. He citado este artículo en el blog “Corazones en red”, el día 9 de diciembre.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)