RL. Jesús de Nazaret, ¿estaba loco?

“En aquel tiempo, Jesús regresó a casa con sus discípulos, y acudió tanta gente, que no podían ni comer. Al enterarse sus parientes, fueron para llevárselo, pues decían que estaba trastornado”. (Marcos 3, 20-21) (Evangelio de hoy, sábado de la 2ª semana del tiempo ordinario)-

Pues eso pensaban sus parientes, y con buenas dosis de razón. Según las costumbres de la época, y las leyes romanas, el cabeza de la familia era siempre un varón, el “pater familias”. La mujer no podía vivir sola sin exponerse y a las críticas, a menudo descarnadas. Si una mujer se quedaba viuda, pero con un hijo varón que por la edad y situación social podía desempeñar el papel de “pater familias”, no ningún problema en continuar con la vida y el domicilio familiares. Pero, ¿y si el hijo se ausentaba? No le quedaba otro remedio a la madre que acudir a casa de parientes.

Eso fue lo que sucedió con María. Los relatos del Evangelio son inequívocos en este asunto. Todos tenemos en la cabeza textos como el que preside este artículo, o aquellos en que Jesús pregunta, al ser interpelado por la búsqueda de sus parientes en plena evangelización: “¿Y quien es mi madre y quienes son mis parientes?” (Mt 12,48), pregunta Jesús irritado por la interferencia indebida de su familia.

Lo que indica que la situación era más o menos la siguiente: los parientes de Jesús protestaban de que María viviera con ellos, una boca más, sin ninguna aportación económica, pues en aquel tiempo no sabían de pensiones de viudedad ni otras exquisiteces modernas. Y mientras tanto, su primo, o pariente Jesús, un muchachote de sus treinta años, abandona el negocio familiar, la carpintería, deja indefensa a su madre y se larga para realizar una tarea que no quedaba nada clara. Lo único que quedaba claro para ellos, y con bastante lógica en su argumentación,  era la irresponsabilidad y el egoísmo de Jesús.

Y porque conocían la solvencia ética y la honradez a toda prueba de su primo solo podían achacar a la locura o a alguna otra enfermedad psicológica su comportamiento insólito y escapista. No estaba nada claro para ellos, todavía, la urgencia del Reino en la aventura evangelizadora de Jesús.

Por eso me llama, o nos llama, tanto la atención la inquebrantable voluntad y la férrea firmeza del Maestro en atender a su misión, incluso por encima de lo que podríamos considerar un comportamiento filial y familiar normal. Cuando Él proclama señalando a los que lo escuchan,  después de preguntar quienes eran su madre y sus hermanos,  “.. porque quien escucha mi Palabra ese es mi padre, mi madre y mis hermanos”, (Mt 12,49) está proclamando su absoluta dedicación al anuncio del Reino, por encima de relaciones familiares, incluso filiales, que nos parecen tan serias y casi sagradas.

Ya había una verdadera declaración de intenciones cuando de adolescente,  espetó a sus padres, con doce años, después de su aventura y escapada en Jerusalén, “¿no sabéis que tengo que dedicarme a las cosas de mi Padre?” (Lc 2,49). Jesús no estaba loco, no. Lo que sucedía, y sucede, es que la pura versión sociológica de la familia, en nuestros pobres y limitados parámetros, no sirven ni para Jesús, ni para otros muchos grandes hombres en la Historia que han tenido, con razón o sin ella, una profunda e íntima convicción de la necesidad imperiosa de cumplir una misión. Esto, humanamente. Y si a ello añadimos la intima convicción de Jesús de haber venido a este mundo para hacer la voluntad del Padre (“no has querido ni oblaciones ni sacrificios, por eso aquí estoy, Padre, hacer su voluntad”), la locura y la pasión del Maestro de Nazaret alcanzan una dimensión grandiosa y redentora.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

3 Responses to “RL. Jesús de Nazaret, ¿estaba loco?”

  1. Tu comentario,como siempre, es excelente;sin embargo,permíteme te corrija en esta traducción:
    Mat.12,49 que tú traduces:”porque quien escucha mi Palabra ese es mi padre,mi madre y mis hermanos”Me temo que es muy libre esta traducción de Mateo.
    Tras señalar a sus discípulos,como dices, la traducción del griego dice literalmente en Mateo 12,49 y ss:” Pues el que haga la voluntad de mi Padre que está en los cielos,ése es mi hermano,mi hermana
    y mi madre” ( ostis gar an poiese to zélema tou patros mou tou en ouranois autos mou adelfós kai adelfé kai meter estin”.
    Es un texto,como mejor que yo sabes,que entra dentro del Discurso Misionero (Mat.9,36 al 11,1)
    En sentido estricto Jesus nos dice que ser su discípulo,estar estrechamente vinculado a El, no depende del grado familiar que se tenga,sino del cumplimiento de la voluntad de Dios nuestro Padre.
    Sus dicípulos son su nueva familia y lo escenifica al extender sobre ellos su mano, que siempre ha tenido un hondo significado y que en este caso podríamos también entenderlo como que la mano de Jesus está sobre su discipulado, de antes y ahora.

  2. Gracias, Iruña, he usado el texto de la de la versióin de La casa de la Biblia, que tenIa más a mano. Generalmente lo hago con la biblia de Jerusalén, bajándolo directamente de Internet, o con la traducción del leccionario litúrgico. Hoy, tenía prisa, y he cogiso la biblia solo para indicar el capítulo y versículo, y he citado de memoria. Tienes razón, el texto no dice nada del padre “terreno”.
    Gracias, otra vez.
    Jesús Mari

  3. Poner en solfa el orden dominante, ser Mesías y no liberarlos del poder romano e interpretar la Ley desde la fraternidad por encima del temor de Dios; resultó inadmisible, igual que ahora: inadmisible.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)