Otra Iglesia es posible (II)

Vemos, pues, que la Iglesia necesita, de vez en cuando, dar un golpe de timón a sus viejos mecanismos y estructuras para ponerlas al día, renovarlas, o simplemente, eliminar las obsoletas e introducir nuevas, o aprovecharlas las ya existentes después de una profunda renovación. Y apreciamos, también, cómo en la cúpula de la organización eclesial, […]