Primun vivere, deinde filosofari (Primero vivir, después filosofar. Cariñoso y breve billete para Bisbal).

El del título es un aforismo clásico que indica, a las claras, que la existencia, con sus exigencias y afanes, es anterior, ontológica y cronológicamente, al pensamiento sofisticado, al regodeo intelectual, a la estética del razonar, que esto es la Filosofía, y no el tostón que suelen ofrecer los profesores del ramo. No puedo decir […]