El lío de los “anticonceptivos”

Estos días es noticia la censura de la Curia Vaticana a la traducción italiana del catecismo de la JMJ, versión del Catecismo de la Iglesia Católica para los jóvenes. Yo no he entendido muy bien el tinglado, pues parece que fue una inexacta traducción del catecismo alemán lo que ha provocado las dudas y la intervención en la edición italiana. El caso es que parece que un texto, el de marras, venía a afirmar que, en determinadas situaciones, puede ser válido y ético el uso de “anticonceptivos”.

Pienso que ha sido esa palabreja, tan cargada de sentidos peyorativos, la que ha confundido a los sesudos censores. Hay gente tan obsesionada con el tema sexual que todo lo que a él se refiere lo entiende en el peor de los sentidos posible. Anticonceptivo es el preservativo, lo son también las píldoras anovulatorias, pero también lo es, y por excelencia entre los matrimonios católicos de una época no tan prehistórica, la continencia periódica, regulada por el método Ogino-Knaus, o el sistema Billing, etc. Estos últimos santificados y hasta recomendados por el Magisterio Eclesiástico, y dentro de la enseñanza inequívoca del Vaticano II sobre la “paternidad responsable”.

Es esta enseñanza conciliar, (y no olvidemos que se trata, después de las declaraciones dogmáticas, del más alto nivel del magisterio de la Iglesia, superior a las encíclicas de los papas, y no digamos a declaraciones papales de menor rango), es, digo, ese magisterio conciliar el que se está poniendo en tela de juicio con la actual colección de cortapisas y de censuras que sobre el hecho sexual, procreador o no, se están interponiendo, con un moralismo que desvirtúa, en mi opinión, la verdadera esencia de la decisión moral de la conciencia de la persona, católica o no. La adecuación respetuosa y recomendable que el Concilio intentó, y a veces consiguió, entre el hecho revelado, de una parte, y de otra, la cultura y el progreso de la humanidad en el terreno de la ética y de la moral, está siendo irresponsable e injustificablemente puesta en peligro, cuando no en entredicho.

Los jerarcas de la Iglesia tienen el derecho, como todos, que humildemente reivindicamos en estas páginas, de cultivar unas u otras teorías de Filosofía Moral. Pero ni ellos ni nadie poseen el privilegio de confundirlas, sin más, con los parámetros del Evangelio de Jesús. Éste no tiene un apartado especial referente a los comportamientos sexuales procreativos en la pareja, ni siquiera en el matrimonio cristiano. Tiene otro tipo de referencias, de calado teológico y psico-espiritual. Hagamos caso de éstas, proclamémoslas, y animemos a las parejas cristianas a vivir la riqueza del signo de su amor como Sacramento del Amor de Cristo por la Iglesia, sin tantas imposiciones moralistas.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara           

 

One Response to “El lío de los “anticonceptivos””

  1. Sinceramente, en este tema, no puedo estar en mayor desacuerdo con todos los que por motivos oscuros siguen defendiendo normas que van en paralelo (sin encontrarse) con el Evangelio.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)