Lágrimas, … ¡y lágrimas!

Hemos visto por la tele a hombres curtidos y mujeres hechas y derechas llorar, en Sevilla, anonadados por no poder sacar a la calle los pasos de su hermandad y no realizar, así, la estación de penitencia que establecen los estatutos. Señoras devotas de mi parroquia interpretaron que las lágrimas se debían a la gran fe de esos cofrades. No quise quitarles la piadosa idea, pero para mis adentros que el fenómeno es deudor, más que a la actitud creyente y de abertura a los designios de Dios, a los sentimientos del corazón. Mucho más que de la adhesión del intelecto como respuesta a la Palabra de Dios (esto es la fe, que es lo que amablemente achacaban mis queridas parroquianas), se deben, en mi opinión, a los vaivenes interesados del corazón.

Sin querer comparo el llanto de los cofrades sevillanos con la emoción y el gozo, hasta las lágrimas, del pueblo de Israel que nos cuentan en el libro de Nehemías. “Esdras leyó el libro de la Ley de Dios, e iba traduciendo y explicando el sentido para que comprendieran la lectura. En esa ocasión, su excelencia Nehemías y el sacerdote escriba Esdras, junto con los levitas que instruían al pueblo, le dijeron a éste: «¡Este es un día santo para Yavé, nuestro Dios! ¡No estén tristes! ¡No lloren!» Pues todo el pueblo estaba llorando mientras oía las palabras de la ley”. (Nh, 8)

Llorar de alegría por el don de la Palabra, y de tristeza por la pérdida o el alejamiento de la misma. He ahí la actitud de los creyentes en Yavé, y de los seguidores de Jesús. Ya escribí el otro día que había demasiadas procesiones, o estaciones de penitencia, y poca, muy poca, ridícula dosis de Palabra entre nuestros fieles. Pienso que hemos desviado de tal modo la expresión autentica de la fe a espectáculos y fenómenos folklóricos, de una estética deslumbrante, desde luego, en Sevilla, y en tantos rincones de la península, que hemos arrinconado, hasta la desaparición, la repuesta verdadera de la fe: el intento, por lo menos eso, del seguimiento de Jesús. Nos perdemos entre tanta belleza sensual, entre tanta emoción incontenida.

Jesús Mª UJrío Ruiz de Vergara    

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)