La “Catolicidad” de la Iglesia

«A vosotros teníamos que anunciaros primeramente la palabra de Dios, pero ya que la rechazáis y no os consideráis dignos de la vida eterna, nos dirigiremos a los paganos. Pues así nos lo mandó el Señor: Te he puesto como luz de las naciones, para que lleves la salvación hasta los extremos de la tierra». (Hech 13, 45-46)

Este párrafo se encuentra en la 1ª lectura de la misa de hoy, sábado de la cuarta semana de Pascua. Pablo y Bernabé consiguen abarrotar la sinagoga de Antioquía al sábado siguiente al primer discurso de Pablo, el famoso “A vosotros se dirige este mensaje de Salvación”, con un magnífico resumen de toda la Historia de Salvación, para llegar a Jesús desde le Antiguo Testamento. El boca a boca hizo que la gente llene la sinagoga. Esto provoca la rabia, la envidia y el rechazo de los judíos.

Y en ese momento se produce la reacción de Pablo con las palabras que presiden estas líneas. La lógica de Pablo es aplastante, y digna de un creyente perspicaz y atento a los planes de Dios. Los primeros discípulos, respetuosos con la que creían voluntad de Jesús, se dedicaron al principio a anunciar el Evangelio tan solo a los judíos. Obedecían lo que parecían indicar textos como “id primero a las ovejas descarriadas de Israel”, o incluso otros más tajantes, como “no vayáis a tierra de gentiles”. Ya sabemos que mucho se ha discutido cuales eran verdaderamente los planes del Jesús histórico, y que no son pocos los que aseguran que lo único que Él se proponía era anunciar el Reino de Dios a los judíos. Está también el texto del “pan de los hijos echado a los perros”, etc.

No cabe duda de que el episodio de la visión de Pedro del “mata y come” y su posterior visita a casa de paganos se inscribe en una progresiva presentación de hechos que, coincidencia o no, apuntan en la dirección del anuncio del Evangelio a los paganos. Pedro era más de acción que de palabras o teologías. Pero como buen creyente abierto a la acción del Espíritu Santo estaba atento a leer como Providencia lo que a un pagano, o tibio creyente, podría parecer coincidencia. A Pablo, más reflexivo y más teólogo, ¡y cómo!, le pasa lo mismo, pero sacando consecuencias y aplicaciones generales atrevidas y decisivas. A él, buen judío, fariseo de la tribu de Benjamín, no le desagradaba nada, intuimos, la exclusiva dedicación que los Hechos cuentan del principio de la evangelización.

Pero, …con harto sentimiento, lee el mensaje de los acontecimientos, y ya que estaba seguro de que la misión de anunciar el Evangelio venía verdaderamente del Señor y de su Espíritu, si los judíos no la querían recibir, era señal inequívoca de que había que dirigirse a otros destinatarios. La expresión de Pablo es dura y sangrante: “pero ya que la rechazáis y no os consideráis dignos de la vida eterna, nos dirigiremos a los paganos”. E inteligentemente se remonta hasta la idea de Isaías, de “luz de las naciones” para dar a su argumentación valor probatorio. Lo de “no os consideráis dignos de la vida eterna”, algo que ni se les pasaba por la cabeza a los judíos, es definitivo, y les debió resultar cruel y dramático.

Con esta proclamación se consuma del drama del pueblo hebreo, esperando durante siglos a su mesías-salvador, y rechazándolo en el momento de su aparición. Y se inicia, en verdad, la andadura de la Iglesia universal, Católica, de Jesucristo, por encima de diferencias de pueblos, culturas o religiones, y superando la exclusiva apropiación de la Revelación por parte de un pueblo, que ha resultado, no sólo de “dura cerviz”, sino, bastante peor, de cabeza dura y poco lúcida.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara   

 

4 Responses to “La “Catolicidad” de la Iglesia”

  1. No solo el pueblo judio se sigue arrogando la exclusiva de pueblo elegido por Dios, sino que los neofranquistas españoles quieren ser ahora los depositarios de las esencias religiosas y democraticas, como si es su vida hubieran roto un plato.La miseria democrática del régimen monárquico español actual es el resultado de la herencia del genocidio franquista y de una transición tutelada por los poderes fácticos de la dictadura. Interlocutores extranjeros se sorprenden sobremanera cuando se les describe una democracia que mantiene tribunales especiales para los delitos políticos, ampara la tortura y a sus ejecutores, cierra medios de comunicación, ilegaliza partidos y todavía no ha conseguido invalidar los procesos contra las decenas de miles de ejecuciones sufridas tras el golpe de estado liderado por Franco.

    El pasado 14 de abril, aniversario de la II República, acudí a uno de los actos realizados en honor de aquellos héroes sencillos que murieron por defender una democracia unida a los conceptos de igualdad, justicia y libertad. Se llevó a cabo en Sartaguda, pequeña localidad navarra conocida también como «el pueblo de las viudas» porque casi un 20% de los varones adultos fueron ejecutados «legalmente» por la «justicia» franquista.

    Encontré en Sartaguda a esas mujeres de pelo blanco y corazón rojo, con padres, tíos, abuelos y hermanos enterrados bajo el cemento democrático, víctimas del terrorismo más salvaje, que han sufrido decenios de escarnio público, hambre y miseria, a la par que silencio institucional, y observé cómo siguen levantando el puño, reivindicando las mismas ideas por las que tanto dolor les han inflingido.

    Allí, en el cementerio de Sartaguda, en un acto en el que quien quería expresaba su opinión y estado de ánimo, surgió una declaración demoledora para cualquier persona con un mínimo sentido democrático. Un veterano militante antifascista enseñó un recorte de prensa en el que aparecían, con gesto compungido, Felipe Borbón y Leticia Ortiz, en su visita al museo del holocausto judío, durante el último viaje oficial a Israel. «¿No le dará vergüenza a este Borbón expresar su solidaridad y tristeza por el genocidio nazi, mientras jamás se ha solidarizado con las familias de las decenas de miles de ejecutados (3.300 en Navarra donde no hubo frente de guerra)?; ¿acaso no recuerda que lo fueron por orden de quién reinstauró la monarquía para su estirpe y que lo hizo en nombre de la «cruzada contra judíos, masones y comunistas»?»

    Es difícil alcanzar mayor grado de hipocresía, aunque se trata de la tónica argumental de la democracia española en la que, quienes más crímenes pretenden ocultar bajo el manto de un interesado olvido, son los que con mayor aplomo ofertan públicas lecciones de democracia.

  2. No viene a cuento del tema.Ver para creerlo.

    http://pagina-catolica.blogspot.com/2011/05/siguen-los-planidos-del-progresismo.html#more

  3. Juan:
    con todo el respeto te digo que estoy de acuerdo con Iruña. Todo ese alegato político,sin entrar para nada en su veracidad, no tiene nada que ver con la abertura “católica” que hicieron los apóstoles, abandonando al judaìsmo cerrado y evangelizando a los “griegos” paganos.
    (Areópago)

  4. Si fuera para anunciarnos que nos ha tocado la lotería, o ganado la guerra, o salvado un hijo…todo sería poco para hace llegar el mensaje.
    ¡Sólo Dios sabe como tener misericordia con los que no Le han entendido pero proclaman que Le interpretan!

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)