¡Qué dolor, y qué pesadez! Otra vez con en el tema de la comunión de rodillas y en la boca!

Voy a tratar este asunto con todo respeto y cuidado. Reconozco que, a veces, soy muy crítico con la jerarquía. A algunos les parece que demasiado crítico. Sin embargo, tengo que reconocer que en mi larga experiencia de trato directo con los obispos (contando mis años de catequista itinerante me habré relacionado muy de cerca […]