La obscena trama de la crisis financiera

images[2]Asistí ayer a la proyección de la película-reportaje Inside Job, de la que el prestigioso crítico de cine Carlos Boyero comentó: “Este pavoroso y racionalista relato debería ser exhibido en todos los colegios”. Me parece un buen consejo. Se trata de un audiovisual pedagógico, que ayudaría mucho a los colegiales a hacerse una idea de la trama corrupta y delictiva de los que manejan los grandes negocios, de esa denominada, no sé si con razón o sin ella, Ingeniería financiera. Lo de pavoroso no es exagerado. Podríamos catalogarla como película de terror, no visual, sino conceptual.

No son las imágenes las que impactan, pues nos ofrecen sesudos e ¿inofensivos? (¡en apariencia!) ejecutivos de grandes empresas financieras, o bancos, o personas de la administración (sobre todo de la norteamericana, también de Islandia, y del FMI), entrevistados con rigor y cierta dosis de provocación periodística por los autores y locutores de la película-reportaje. (Sobresale en este cometido el afamado actor Matt Damon, que no se debió pensar demasiado su colaboración ante un guión tan sustancioso. De hecho ganaron un oscar al mejor reportaje).

El terror, pues, procede de las inimaginables informaciones que los mismos protagonistas del inmenso complot financiero proporcionan en sus balbuceantes comparecencias ante los correspondientes interrogadores. Otros implicados, algunos de los más destacados, no quisieron comparecer. Se olieron la tostada y prefirieron, muy comprensiblemente, no acudir a la cita. Al fin y al cabo, el no acusarse a sí mismo es uno de los derechos inmemoriales que todos los pueblos y culturas han respetado. Porque, desde luego, el desfile de informantes-protagonistas, y el cúmulo de información que ofrecen es, además de asustador, obsceno, y demuestra una falta de ética tan elemental que, si no estuviese tan documentada y contrastada, no sería creíble. Pero no hace falta creer. Resulta evidente.

El tema es la génesis y la explosión de la actual crisis financiera global. De cómo en una secuencia de dominó, no sólo prevista, sino provocada por mentes tan lúcidas para el enriquecimiento ilícito como carentes del más mínimo escrúpulo moral, bancos, entidades de crédito, aseguradoras de riesgos financieros, y otras instituciones adyacentes, crearon, primero, y después hicieron explotar una inmensa burbuja financiera. Necesitaron, y la tuvieron, la complacencia de algunos, muchos, miembros de la Administración que debería ejercer el control, evidentemente bien pagados y untados, y todo ello documentado, y corroborado, descaradamente, por los propios protagonistas, con una literatura-argot infumable y sinuosa, eso sí.

A mí lo que más me impresionó, y me sigue asustando, es que, en la administración americana, por ejemplo, con el presidente Obama bien cogido por donde las buenas maneras no permite decir, los principales artífices de la tramoya, de la mal llamada crisis, (porque lo es para el común de los mortales, no para los que la montaron y provocaron, absolutamente conscientes de sus consecuencias catastróficas para los países y para los individuos, pero descaradamente lucrativa para sus bolsillos), los capitostes de las grandes empresas involucradas –como Lehman Brothers,  y en general, todas las grandes empresas del sector de Wall Street-, y nombres como Tim Geithner, Henry Paulson, Ben Bernanke, Greenspan, todos ellos protagonistas en la génesis de la crisis, como sin duda demuestra Inside Job, son ahora los encargados de regular lo que impidieron con sus manejos cuando no estaban en la administración. ¿Delirante?, por completo, pero rigurosamente cierto.

(Nota: el tema no está completado. Así que seguirá, no sé qué día, pero pronto)

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)