¿Necesitamos enchufe para solicitar un favor de Dios?

“Cuando llegue ese día, vosotros mismos pediréis al Padre en mi nombre; y no  os digo que yo voy a interceder ante el Padre por vosotros, porque el Padre mismo os ama. Y os ama, porque vosotros me habéis amado y habéis creído  que yo salí de Dios”. (Ju 16, 26-27) (Evangelio de la misa de hoy, sábado de la sexta semana después de Pascua)

Este texto nos permite e incita a interrogarnos por la intercesión de los santos. En el se nos indica claramente que Dios mismo se interesa por nosotros, nos quiere, nos atiende, y ni siquiera haría falta la intercesión del Hijo. Ésta, ya lo sabemos, la tenemos asegurada. Como dice la carta a los Hebreos Jesús es el único pontífice, el que tiende puentes entre las dos orillas, de la divinidad y la humanidad. Sólo Él tiene acceso a los dos lados.

Yo suelo poner a mis fieles el siguiente ejemplo: uno es amigo personal de Botín, el dueño del Santander. Pero amigo, ¡amigo!, de esos compañeros de copas, de farra, de pescar y cazar juntos, de contar el uno con el otro en todas las situaciones, sobre todo las complicadas e imprevistas. De repente, el amigo se mete en un lío mal calculado de negocio, y para salir necesita urgentemente de 15 millones de pesetas. Y ese íntimo, pero un poco bobalicón, del banquero cántabro acude a solicitar una ayuda de emergencia al interventor de la sucursal de Bueiras de Encima, a quien conoce de oídas, porque le habló de él un cuñado. ¿No sería sorprendente semejante comportamiento, pudiendo ir al amigo entrañable de toda la vida, que es, además, el dueño de la pasta, y le ha demostrado en un sinfín de ocasiones que lo ayudaría con gusto?

Dios es el Padre de Jesús, el Padre amoroso que no ha tenido reparo en adoptar un número inagotable de hijos, a los que ha dado, da y seguirá dando la vida. Y a los que, todavía más, ha comunicado su Espíritu. Nuestra relación fluida no es con Santa Gema o San Antonio de Padua, pues ni siquiera tenemos certeza teológica de que nos podamos comunicar con ellos, de que ellos se enteren de que estamos pidiendo algo a Dios a través de su intercesión. El Padre sí que nos oye, nos atiende, y nos escucha. Antes de que le presentemos nuestra oración, “tú, Señor, ya te la sabes toda”, como reza el salmo.

A mi los santos me gustan como ejemplo y estímulo. Como a San Ignacio de Loyola, que al quedar postrado en cama, herido por la bala de cañón con la que lo obsequiaron los franceses en Pamplona, y después de leer todos los libros de Caballería, se entretuvo con las vidas de los santos. Y se decía, “¿y por qué no puedo hacer yo lo mismo?” Y a fe que lo hizo. Esta es mi convicción y mi devoción. Los santos, bien, como colegas y ejemplo de lo que se puede conseguir colaborando con la Gracia y la Providencia de Dios. Sobre todo con los que nos caen simpáticos. No tenemos ninguna obligación de que alguien, por ser declarado beato o Santo, nos tenga que caer bien. Como decía un gran conferenciante y orador, el P. Arturo Gallo, ss.cc., “Yo no tengo culpa de que no me gusten los tomates”. (Los tomates tampoco tienen culpa de que no me gusten a mí).

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara          

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)