¿Obispos o delegados pontificios?

Cierta vez, en Roma, con motivo del Sínodo sobre el Sacramento de la Penitencia, el papa Juan Pablo II nos recibió en una audiencia especial a obispos, presbíteros, y catequistas del Camino Neocaecumenal. Las palabras que el papa nos dirigió significaron una bronca por todo lo alto sobre la cantidad y calidad de las celebraciones penitenciales comunitarias, en las que las comunidades del Kiko eran, realmente, pioneras e innovadoras. El personal estaba consternado, y lo comentaba con mucha desazón en la comida, en el hotel. A mí se me ocurrió decir, un poco por provocar, y un mucho por ser la verdad: “Yo estoy bien tranquilo, porque mi obispo no es Juan Pablo sino Paulo Evaristo” (el cardenal Arns). ¡La que se montó! Una catequista de las “internacionales” me trató de hereje. Pretendía que el Papa era el obispo de todas las diócesis, pero como no las podía dirigir personalmente, tenía delegados en cada una. Le respondí que esa doctrina estaba condenada como herética por el Concilio de Constanza del siglo XV, me parece. Efectivamente, esa idea destruía la apostolicidad de la Iglesia. Porque ésta, no lo olvidemos, no es petrina, sino apostólica.

Pues bien, en Religión Digital de hoy, Lunes, 20 de junio de 2011, he encontrado una entrevista con el teólogo exprofesor de Deusto, Javier Vitoria, autor de ‘No hay territorio comanche para Dios’ (Ediciones HOAC), que no tiene desperdicio. Recomiendo fervientemente su lectura. En una de sus repuestas aclara la idea de los “delegados pontificios” casi con las mismas palabras que yo usé en Roma con la catequista a que he hecho referencia. Cito el párrafo entero porque es interesante:

“Ahora que ya soy viejo pienso mucho que me gustaría que, de repente, antes de morirme, cambiara el pontificado y cambiaran las diócesis. Cuando haya que sustituir a Benedicto, si el nuevo papa tuviera otra postura, veríamos cómo todos los obispos girarían. Porque la mayoría de ellos no son realmente obispos, sino delegados pontificios”.(El subrayado es mío).

-¿O sea que si viene un Juan XXIII habrá una nueva primavera?

-“Verás que cambiará. Lo que no cambiará será la curia, a menos que les echen. Pero los obispos sí.”

El pensamiento de este teólogo se parece sorprendentemente, o tal vez sin tanta sorpresa,  a tenor de la edad que ambos tenemos, a mis ideas referentes a la marcha actual de nuestra Iglesia. Por eso, si no la entrevista entera, que es muy larga, y como digo la podéis encontrar en RD, voy a destacar los puntos cardinales de las respuestas de Vitoria, tal como la revista digital las propone. El enunciado es literal. (Los subrayados son míos)

Algunos titulares

“A veces el discurso oficial de la Iglesia parece decir que Dios se ha marchado…pero ha dejado a sus jerarcas”.

“No hay menos Dios en el siglo XXI”.

“Dios se ha derramado en la Historia. Está presente”.

“Puesto que Dios está, busquémosle”.

“Seguimos insistiendo en el Dios castigador por miedo: Jesús de Nazaret es un muy mal presagio para los ricos”.

“En el matrimonio cristiano, Dios es el único tercero que irrumpe en la relación de pareja sin interrumpir”.

“Hoy estamos más preocupados por la moral que por la mística, cuando la tradición de Jesús es antes indicativa que imperativa”.

“El creyente y el que no cree están muy cerca, cuando se toman el tema de Dios sin frivolidad”.

“Me parece un drama que un amigo me cuente que siente que su proceso de positivización de la relación sexual le va alejando de Dios”.

“Quiero que la utopía sea otra cosa que lo que la Iglesia predica”.

“Como teólogo, me hago preguntas. Y quiero que los moralistas de la Iglesia contesten, que no me cierren el diálogo”.

“El episcopado español se ha equivocado manteniendo unas posiciones ultraconservadoras”.

“Añoramos el episcopado de extremo-centro, dialogante, abierto a la pluralidad y con sentido común”.

“La derecha no derogó el aborto y siempre está encantada de que esos cambios “liberales” los haga la izquierda”.

“El clero de Vizcaya ha salido a la calle contra el sistema de consulta de los nombramientos episcopales, que no tiene nada de “comunión” y “corresponsabilidad”.

“ETA va a quedarse sin respaldo político y se terminará. Luego harán falta cien años para la reconciliación en Euskadi”.

“Hay que hablar de reconciliación con cuidado: ninguna política es capaz de resucitar a los muertos”.

“La Jornada Mundial de la Juventud es confundir la evangelización con el espectáculo y con todas las manipulaciones y complicidades que él conlleva”.

(Resumen de la entrevista en RD (Religión digital, 20, /06/11)

(Jesús Mari Urío, El guardián del Areópago)

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)