Un apunte “sentimental” en la fiesta de san Pedro

San Pedro y San Pablo, del Greco.

San Pedro y San Pablo, del Greco.

Cuando yo era un niño vivía la fiesta de hoy, era fiesta de “guardar”, con la ilusión de las cosas fantásticas llenas de magia. Mi padre era organista, por concurso, de parroquia importante, arciprestal, San Pedro, de Olite. Y en la misa solemne y la gran profesión salían a relucir el terno rojo con hilaturas de oro del XVIII, –cuatro capas pluviales, con sus mazas, la casulla trabajadísima, la dalmática del diácono, y la tunicela, del subdiácono- del XVIII, y los niños nos convertíamos en cardenales, orgullosos de portar las horcayetas para sostener el paso de San Pedro en las paradas.

Y las campanas sonando, con la grande, Santa María, así denominada con disgusto de las “sampedreros”, atronando. Repicándolas la víspera en el campanar, perezosa manera de llamar en Olite, -tal vez en toda Navarra, pero no me consta-, a la torre que en todos los demás lugares de España es el campanario, mientras surcaban raudos y brillantes los cohetes, casi me machaca el dedo de una mano el badajo de una de las campanas medianas. Recuerdo también cómo, días antes de la fiesta, los segadores rasgaban la fresca de la mañana, hacia las tres o tres y media, camino de las piezas de trigo o cebada exuberantes de granos.

Así que, para mí, San Pedro, es mucho más que un santo. Es una fiesta, una conmemoración, una celebración entrañable, y una emoción honda y misteriosa cuando sonaban en el órgano los acordes que preludiaban el torrente melódico y harmónico del majestuoso “Tu est Petrus” de Hilarión Eslava. De tiempos inmemoriales se viene cantando en mi parroquia, en la víspera y en el día de San Pedro, la imponente y operística pieza el gran organista de la catedral de Sevilla. Algunos, como mi amigo Emilio Fernández, sostenían con igual soltura y convicción tanto que el famoso Tu est Petrus lo compuso D. Hilarión para nuestra secular parroquia, -hay documentos parroquiales del siglo XII; no, no me he equivocado, del XII-, como que el fosal (plaza ante el templo, llamada así porque en tiempos fue cementerio, lleno de fosas) era, junto a la plaza de San Pedro de Roma, el lugar más santo y lleno de aura mística del mundo.

Así que tengo todos los números para ser un ferviente “petrino”, que es lo que muchos, sin motivo, quieren que sea la Iglesia. En estos últimos tiempos estamos contemplando un clamoroso ejercicio de “papolatría”. Pero no. Proclamamos que la Iglesia es “apostólica, de los doce apóstoles, no de uno. Y además es “Católica” , y todo el mundo sabe que significa universal. Ni gálica, ni española, ni inglesa, -siempre me ha parecido patética la denominación de la Iglesia Anglicana-, ni romana. Algunos se empeñan, -¡Padre!, perdónalos porque no saben lo que hacen, la culpa la tienen los que han ido metiendo en sus dóciles cabezas esas ideas-, insisten, decía, en ser “católicos, apostólicos, romanos”. Romanos somos de “rito”. Estoy cansado de decirlo y de explicar a mis fieles.

Aprovecho, pues, mi gran querencia devoto-sentimental para, sin ser sospechoso de manía anti Pedro, proclamar mi fe y mi adhesión a la Iglesia “Una, Santa, Católica y Apostólica”, y, “de más a más, como diría un catalán, con la magnífica precisión explicativa del Concilio Vaticano II de la Colegialidad Episcopal. Que sirvan estas líneas como homenaje y devota celebración de la fiesta de San Pedro. Amén.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)