Un valiente y lúcido Vaticano contra el FMI

¡Una gran noticia! Así me ha sonado a mí el “levantamiento” del el Pontificio Consejo para ‘Justicia y Paz’ del Vaticano, presidido por el cardenal Peter Turkson. Contra el FMI. Entiende que es “surrealista” y “anacrónico” que se mantenga, con la actual globalización, el viejo orden internacional nacido dela Pazde Westfalia (en el lejanísimo 1648) , por lo que aboga por que los Estados cedan de manera gradual parte de sus soberanías a una Autoridad Política Mundial y un Banco Central Mundial, muy alejado de lo que actualmente representa el FMI.  Es faíl constatar que gran paarte de esas soberanías nacionales, la mayoría de ellas “nacionalistas”, se quedan eun puro quiero y no puedo retórico y vacío.

Ha habido legendarias meteduras de pata por parte del FMI, sin que nunca ninguno de sus mandamases haya sufrido menoscabo, ni siquiera al más lógico nivel profesional. No ya para ser rechazados para siempre de puestos de responsabilidad, sino, por lo menos, para que, si otra vez admitidos y elegidos, hasta para puestos económicos o financieros muy sensibles, lo hicieran con discreción y cierta sencillez. Tenemos muy cercano un caso en nuestra propia casa española en que no ha sido ese el modo de actuar. Parece como si el pésimo desempeño al timón del Fondo Monetario Internacional fuera, para alguien por encima de cualquier sospecha, un magnífico aval para liderar una de las principales cajas de ahorro en nuestro país.

Ha habido naciones que se han opuesto, con diversa suerte, a la falsamente liberal tiranía del Fondo internacional. Solo has salido triunfadores países que, como Brasil, han tenido la necesaria valentía y determinacikón, a la vez que unas condiciones económicas productivas, y una infraestructura estatal, empresarial y de servicios, adecuadas y firmes. El Gobierno de Lula, ese gobernante sin estudios superiores, pero con un instinto político certero, y sin miedo al fracaso, por no tener nada que perder, le dio un sonoro ye histórico plante al FMI, y muchos consideran ese portazo en las narices de un potente, y prepotente, organismo mundial en la dirección blobal de la economía, como el aldabonazo de partida para la actual situación boyante de desarrollo económico, y, sobre todo, social, del Brasil.

Por eso pienso que es una noticia para tirar cohetes el que una institución tan seria y ponderada, y super prudente, como el Vaticano, haya largado un sonoro rapapolvos al poderoso, orgulloso y, en su propia opinión, -del FMI-, infalible regulador de los flujos de la economía global. Y lo haya ejecutado a traves del prestigioso organismo vaticano del Pontificio Consejo para ‘Justicia y Paz’, muy bien visto sobre todo por personas e instituciones no muy afines, en general, con las posiciones de la más alta jerarquía dela Iglesia. Ylo que le suelta este Consejo al poderoso FMI son joyas como éstas: que es “surrealista” y “anacrónico”, como ya hemos apuntado más arriba, sobre todo por lo segundo, instalado en una visión internacional del mundo del siglo XVII, (hay que reconocer que este reproche es desolador); que “ha perdido su capacidad de garantizar la estabilidad financiera global”; asegura “que el liberalismo económico, -del que el FMI es el principal valedor-  “sin reglas y sin controles” es una de las causas de la actual crisis económica mundiual”; y, por fin, le recomienda medidas como “crear mercados eficientes y eficaces para que no estén protegidos por políticas nacionales paternalistas” , para lo que sería necesaria, no solo conveniente, “la creación de un banco central mundial”.

El objetivo de esta autoridad así renovada sería “crear mercados eficientes y eficaces para que no estén protegidos por políticas nacionales paternalistas”. Ya que, en opinión del Vaticano, el FMI “ha perdido su capacidad de garantizar la estabilidad financiera global”. Este organismo, nuevo en su espíritu, aunque no en sus siglas, “regularía el sistema de los cambios monetarios” y  las transaciones “bancarias y financieras” teniendo en cuenta “lo espiritual y la ética”. Para ello sería necesaria la constitución de una reserva mundial para ayudar a los países en crisis. Esta última mención de la popularmente denominada “tasa Tobin” permite conectar de cierto modo el documento del Consejo Pontificio de ‘Justicia y Paz’ con algunas de las aspiraciones del movimiento de los indignados del 15M.

Aunque este posicionamiento de uno de los organismos más “izquierdosos” del Vaticano recuerde ciertas contradicciones con otras realidades de la misma Curia, a mí, personalmente, me agrada y me parece oportunno y esperanzador.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)