La financiación de la Iglesia

Con motivo de la próxima celebración del día de la Iglesia Diocesana la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha lanzado su lema para este año: “La Iglesia, contigo, con todos“. Saco mi veta, y vena, críticas, y no me gusta del todo. Alguien dirá que hilo muy fino. Tal vez sea verdad. Pero este lema me parece un poco, o un mucho, clerical. ¿Cómo que la “Iglesia contigo”, es decir, conmigo? No es que la Iglesia está conmigo, es que yo soy la Iglesia. La Iglesia no es una institución que se pone a mi lado y a mi alcance, cercana y comprensiva. La Iglesia es, según fórmula fundamental e imperecedera, “el Pueblo de Dios”. Por eso tampoco me hace mucha gracia la alusión a los voluntarios, -catequistas, grupos de Liturgia, o de Caritas, o de  limpieza, o de administración-, como si se tratara e una ONG previa, fundada por no sé quien, a la que, voluntariamente, presto mi colaboración altruista. Cuando ejerzo alguna función, es decir, algún ministerio en la Iglesia, no estoy haciendo otra cosa que desarrollar mi Bautismo, y el mandato de Jesús: “id por el mundo entero y anunciad el Evangelio”. Este mandato misionero no es para los obispos y curas. Es para todos los seguidores de Jesús. ¡Claro que la Iglesia es cercana!, como que soy yo mismo, como que “el Reino de Dios está dentro de vosotros”, proclamó Jesús.

Afirma la CEE que tres cuartas partes de la financiación de la Iglesia proceden de los fieles. Yo diría, la Iglesia se autofinancia en tres cuartas partes de sus necesidades económicas. Lo triste es que no lo sea al 100%, que tengamos que recurrir a otras instancias que a las de la propia Iglesia, y que no tengamos valentía y dignidad para renunciar a cualquier ayuda procedente del Estado. La mayoría de las Iglesias, pienso que todas, las de Latino América, no reciben ni un dólar del Estado. Todo es autofinanciación, tanto a través de las aportaciones de la comunidad eclesial actual, como de la gestión de los bienes que generaciones de fieles han ido donando en su generosa, solidaria y corresponsable conciencia comunitaria, con respecto a los bienes, y a su dimensión eclesial, ministerial y evangelizadora.

Alguien pensará que esperar una total autofinanciación desde el interior de la comunidad eclesial es una utopía, casi un sueño. ¡Bueno!, pues  yo, y muchos, lo hemos vivido de cerca, y con resultados espléndidos. En Brasil nos pagaban  cada presbítero, -éramos tres-, dos salarios mínimos y todos los gastos de la casa: luz, teléfono, agua, alimentos, etc. Solo nos pagábamos los gastos estrictamente personales. Y el que piense que solo daría para pagar a los curas, el culto y poco más, se equivoca. Daba para el signo cristiano fundamental de cierta comunión e bienes, para caritas, para sostener y hacer funcionar, en todas las diócesis importantes, sus PUCs, Pontificias Universidades Católicas, revistas, publicaciones y todos los instrumentos necesarios para una amplia y fecunda pastoral. Todo eso sin un duro proveniente del Estado, ni siquiera como instrumento intermediario. Allá se cumplía, al pie de la letra, lo de “Al Cesar lo que es del Cesar, y a Dios lo que es de Dios”.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

One Response to “La financiación de la Iglesia”

  1. Yo creo que arrasaría…

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)