¡Nos engañan como a borregos memos!

Somos verdaderamente torpes. La Democracia  ha conseguido educarnos, más que la catequesis infantil, para la buena disposición ciudadana de que, ya que votamos a nuestros representantes, ellos verdaderamente nos representan y se ocupan de nuestros problemas. Ese pensamiento y esa actitud de suprema bondad, confiando en alto grado en nuestros dirigentes, que fue una de […]