El sueño “ecológico” de Isaías

El profeta Isaías en la capilla sixtina (Miguel Ángel)

No es nada fácil imaginar al niño metiendo su mano, indemne, en la caverna del áspid, o en la cueva de la serpiente. Como nada lógico ver pastar juntos, sin daños colaterales, al lobo y al cordero. Pero a nuestro profundo amigo de Adviento, Isaías, le parece normal, y lo ve con meridiana claridad. Que sepamos, es el primer gran escritor de la literatura mundial que tiene lo que he titulado “el sueño ecológico”, ese deseo, producto de una determinada sensibilidad hacia la naturaleza, hacia una paz cosmológica, esa búsqueda de un equilibrio placentero y pacífico entre los diversos habitantes de nuestro mundo, convertido en un jardín de delicias. Era un sueño en tiempos de Isaías, y sigue siendo un sueño imposible en nuestro sufrido y conturbado tiempo.

El golpe de efecto, perfectamente literario, y realmente engañoso e iluso de convertir “las espadas en arados y las lanzas en podaderas”, implica un profundo y lúcido examen de la realidad social, política y hasta económica. Con menos guerras habría menos muertes de gente joven, menos tensiones entre estados, más tiempo para el trabajo y el ocio, y más dinero para la agricultura y la productividad, en general. El pensamiento de Isaías nos hace volver a la idea de que con un tanto por ciento mínimo – (no sé si llega a un 2%)- del presupuesto dedicado a la fabricación de armamento, se paliaría el hambre en el mundo. Y, desde luego, habría arados para todos los campos, y podaderas para todos los árboles. Lo que significaría más granos, más alimento, más verduras saludables, y mucha más fruta refrescante. 

Y la convivencia del lobo con el cordero , del león con el buey, y del leopardo con el cabrito, nos obligaría a intentar, y a conseguir, y a administrar, la buena y fecunda compañía de palestinos y judíos, de iraníes e iraquíes, de serbios y croatas, de irlandeses del sur y del norte, y de una pléyade de lobos que, a día de hoy, están a punto de acer sobre los corderos de turno. Es asombroso pensar cómo ese orden ecológico, contrario a las constantes actuales, resultaría increiblemente gozoso, y, sobre todo, barato. Pero, ¿quien convence a los mandamases medio ciegos de los países, y a los agudos y sibilinos dueños de las grandes cuentas y de las mauquiavélicas tropelías de los mercados, de que la solución está en alguien tan fuera del ramo como el profeta Isaías?

Y el mismo sublime y no tan visionario personaje nos da la clave de la situación idílica: es que la sabiduría del Espíritu se ha adueñado de “todo el monte Santo”, del Israel histórico, convertido en las páginas luminosas del profeta en figura y escaparate para toda la humanidad, en todo el desarrollo de su Historia. Por eso las páginas bíblicas son, además de esperanzadas, paradigma del sentido más profundo y penetrante de la mirada sobre el devenir de las naciones y de la propia organización mundial. Cuando actualmente afirmamos, y lo hacemos con frecuencia, que los dirigentes mundiales no tienen sentido de Estado, ni visión de futuro, ni horizonte calro y derspejado, damos la razón a Isaías: lo que falta a nivel terrenal y laico es lo que él, desde su perspectiva de recio creyente, denominaba la “sabiduría del Espíritu de Dios”. (Pero que quede bien claro, parece decirnos, que ese sueño, con esa iluminación esclarecedora, no es tan utópico).

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)