El palacio de madera de David

La Anunciación de Fra Angélico

El rey David tenía un palacio de madera de cedro, suponemos, aunque no lo diga la Biblia, que del Líbano. No era, por tanto, gran cosa, pero el rey músico y poeta estaba feliz con su mansión, él, acostumbrado a tantas noches al sereno entre los pliegues medio desérticos del Negueb, o al abrigo de alguna cueva hospitalaria, o al calor de las ovejas, en alguna hondonada camuflada entre los matorrales. No había tenido una infancia ni juventud muelle ni mimada, el pequeño del clan de Jesé, bien aleccionado a la dureza del entorno porsus rudos y huraños, aunque leales y honestos hermanos.

Total, que el rey era feliz en su casa, en la que iba desgranando una vida llena de avatares familiares, no siempre modélicos, o ni siquiera felices en su hogareña rutina, tan alejaga y diferente de las gloriosas gestas militares, llenas de ímpetu, valentía y decisión que siempre fatalmente lo atraían. Pero el rey tenía clavda una espina: el con una casa tan hermosa, amplia y apañada, y el Señor Yahvé mal acomodado en un arcón de madera, de aquí para allá, como en los mejores días de la contínua itinerancia nómada, y simplemente protegido por los faldones de una tienda de campaña. Era, pues, urgente, constuir un templo, una casa decente para el Señor. Esto es lo que pensaba el rey, y fue lo que adivinó el profeta Natán, el que entre ironías lo increpó: “¿Con que tú eres el que va a proporcinar una casa para Dios?”

¡Qué desabellada pretensión!, mascullaba el profeta. A nuestro Dios, que tiene por casa el universo entero, y por luminarias de su palacio las estrellas del cielo. Pues bien, David no pudo complir su sueño, pero fue su hijo Salomón, el que auciado por la bella idea paterna, construiría un portentoso templo a Yahvé, a la vez que se regalaba a sçi mismo un palacio digno de la sabiduría y la pompa salomónicas, capaces de atraer a una mujer tan delicada, culta, hermosa y perturbadora como la reina de Sabá.

A esta lectura del libro de Samuel la liturgia de este domingo 4º de Adviento responde, como si se tratara de una fuga de Bach, con un contratema, que es, a la vez, contrapunto y fusión sintetizadora  solucionadora del dilema planteado entre David y Natán. ¿Un espacio para nuestro Dios? Pues éste mismo se encarga de encontrarlo: la humanidad, la raza humana, la carne humana tan débil, hermosa, pecadora y palpitante, capaz del crimen y del arte más sublime. El vientre de una mujer, he ahí el lugar maravilloso e insospechado para ubicar al enmanuel, al Dios entre nosotros. El vientre de María como palacio suntusoso, delicado y hermoso, para alojar no ya la vacía y simbólica arca de la Alianza, sino al que es, al mismo tiempo, su socio y artífice. Es la gran noticia de este domingo, que se hará realidad oficial en Navidad: El palacio que soñaba David para nuestro Dios es la carne humana, las entrañas de una mujer, que nos representa a todos, y por todos responde: “Hágase en nosotros según tu Palabra”.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

One Response to “El palacio de madera de David”

  1. Somos matriz, para gestamos de nuevo y de continuo.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)