¡Obsesión sexual!

  San Agustín y Santo Tomás de Aquino (Disculpad: no sé poner las imágenes juntas) Se sabe muy bien cuáles son las obras de la carne: fornicación, impureza y libertinaje, idolatría y superstición, enemistades y peleas, rivalidades y violencias, ambiciones y discordias, sectarismos, disensiones, envidias, ebriedades y orgías, y todos los excesos de esta naturaleza. […]