¿En qué manos estamos?

No me refiero a los políticos en general, que también merecían la pregunta, sino a los jueces, a todo el sistema judicial, que evemos, con horror, como se complica y se envilece cuanto más arriba subimos. Los espectáculos esperpénticos con que nos obsequian una vez y otra también el Tribunal Supremo y el Constitucional es […]