Turbulencias vaticanas

Corre por Roma una anécdota deliciosa. En una fecha festiva, con gran afluencia de gente en el Vaticano, un guardia suizo siente cómo es estrujado por el gentío, y el que tiene más cerca es un obispo. Así que le da un codazo, y ante la cara de sorpesa del eclesiástico, lo mira bien, lo reconoce, y exclama: “¡perdone, Eminencia! (cardenal); pensaba que era arzobispo”. Este chascarrillo expresa muy bien una realidad indiscutida: los únicos que, además del Papa, tienen carta de ciudadanía por la Ciudad del Vaticano son los cardenales. Los demás son de rengo inferior. Así que en una disputa, o encontronazo, o riña, o mal entendido, entre un cardenal y otro eclesiástico no cardenalicio, éste llava todas las de perder.

Es lo que ha sucedido con monseñor Viganò, actual nuncio en Washington, y hasta hace muy poco secretario de la Gobernaciónde la Ciudaddel Vaticano. La vvv.chiesa.espresonline.it, del Diario Vaticano, en un artículo titulado “Viganò, el intocable”, comienza así: “El actual nuncio en Washington no soporta haber sido alejado de Roma. Y reacciona contra su archienemigo, el cardenal Bertone. En la curia hay muchos que lo apoyan. El conflicto afecta al Papa”. El caso es que, de manera inaudita, el nuncio dirige una carta personal al Papa solicitando su intervención para arreglar la, según él, tremenda injusticia que con él se ha cometido. Afirma que se le había prometido el ascenso a Gobernador de la Ciudad, pero la animadversión del cardenal Bertone, poderoso secretario de Estado, la habría impedido. Otra vez según la opinión de monseñor, la causa de ese incumplimiento sería una venganza del cardenal por las denuncias de corrupción y de desbarajuste económico que el entonces sercretario de Gobernaicón habría hecho subir a los superiores.

Así que casi todo indica, (casi, porque en el Vaticano nunca las cosas son del todo como parecen), que una vez más han usado con el ambicioso monseñor la máxima del “promoveatur ut removeatur” (sea promovido para ser removido). A mí me ha chocado el tenor y la literalidad de algunas líneas de la carta al Papa. Como por ejemplo:

“Beatísimo Padre:

Con profundo dolor y amargura he recibido de manos del Em.mo Cardenal Secretario de Estado la comunicación de la decisión de Su Santidad de nombrarme Nuncio Apostólico en Estados Unidos de América. En otras circunstancias tal nombramiento habría sido motivo de alegría y signo de gran estima y confianza respecto a mí, pero en el actual contexto será percibido por todos como un veredicto de condena de lo que he realizado y, en consecuencia, como un castigo”.

Y sigue sin cortarse el poco discreto y nada conformado nuncio: “Más dolor me ha provocado todavía saber, a continuación de la audiencia con el Em.mo cardenal Secretario de Estado, el 2 de julio del corriente, que Su Santidad comparte el juicio sobre lo actuado por mí en los términos que habían sido anticipados el 26 de junio pasado en un blog de Andrea Tornielli, que yo sería culpable de haber creado un clima negativo en la Gobernación, haciendo siempre más difíciles las relaciones entre la Secretaría general y los responsables de los oficios, de tal forma que se habría tornado necesario que me transfirieran.”

Y así va. De todo ello deducimos que sigue habiendo mucha humanidad frágil y pecadora en las altas esferas de la Iglesia.Pero esto no significa una denuncia especial. También la hay en las bajas esferas, y a nivel de curas de a pie, como yo, o del sencillo y, a veces, excesivamente crédulo, “pueblo fiel”. No deja de ser reconfortante, por eso mismo,  que se escriban estas cartas al Papa, y, lo que es mucho más determinante, que se puedan publicar.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

104 Responses to “Turbulencias vaticanas”

  1. tantomeno se li hanno fatti rimbalzare apposta per farli piovere sui ragazzi

  2. Your place is valueble for me. Thanks!

  3. This really answered my issue, thank you!

  4. By Meghana Gandhi for At first glance, Seoul isn’t an obvious vacation destination. The city is massive and can be difficult to navigate, and, unlike destinations like New York, Paris, and Tokyo, it lacks an obvious hit list of must sees. But for those who are willing to put in the legwork (literally and figuratively), discoveries abound most of them edgy, creative, and cool. Like a sculpture garden within the 1988 Olympic Park, a bar serving portable drinks in plastic bags, and caf that double as furniture and stationery shops. Go have a great day. Begin with a coffee at Gallery Simon, whose top floor houses a small, gorgeous, modern industrial restaurant with a terrace.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)