Vergonzoso y bochornoso

  Visité ayer la iglesia-parroquia de Santa Cruz, en la calle de Atocha, de Madrid. Lo que ví me pareció aberrante. Un templo hermoso y amplio literalmente estropeado y ensuciado con capillas de todas las devociones populares posibles e imposibles. Pasando ante ellas aprecié no menos de quince invocaciones diferentes de la Virgen, y hasta […]