La frivolidad de los tertulianos de economía

 

Manifestación de ayer en Valencia

Sé que generalizo, pero en este tema me atrevo a hacerlo. He recorrido tertulias políticas y económicas de todo color y de todo signo. Ahora me refiero, sobre todo, a las segundas. Ni una de ellas se escapa al fenómeno que denomino “frivolidad”. Me explico: los que hablan y pontifican sobre el mejor modo de enfrentar la crisis, la prima de riesgo, la deuda soberana, y todas esas lindezas, tienen las espaldas, y muchas más parte del cuero, cubiertas. No conozco ni un solo de los tertulianos que tenga que ir a pedir comida a caritas, ni acudir a un comedor social para saciar el hambre. Alguno, quizás, estará pensando, ¡demagogia!

No lo admito. He ahí un ejemplo de frivolidad, más, de irresponsabilidad, más, de inmoralidad. Catalogar de demagogia el recuerdo de que muchos españoles pasan hambre, de que hay casi dos millones de hogares (el último cómputo era de un millón ochocientos mil, ¡1.800.000!) con todos sus componentes en paro, hablar de demagogia en esta situación sangrante, eso es sarcasmo, y debería ser delito. Es fácil hablar, y afirmar, sin más, que no hay otra salida a la crisis sino la austeridad. Y definir ésta como la retracción de la inversión pública, la única que en las actuales circunstancias podría crear empleo, y quedar tan anchos. Pero la eliminación de la deuda pública, que es fundamental, no es vista del mismo modo por el que pontifica hablando, -“¡paroles, paroles… paroles”-, que por el ve con consternación cómo le limitan, o le puede suceder, su pensión, o su salario. Que no es de miles de euros, como el de la mayoría de los tertulianos, sino de setecientos, o menos.

Voy a hacer una afirmación que no está de moda, que tal vez no es políticamente correcta (desde el punto de vista del PP, desde luego), pero me lo parece desde la perspectiva social, y de la justicia. Critican a los líderes sindicales, porque, efectivamente, ganan igual, o mucho más, que los tertulianos a los que me refiero. De acuerdo. Pero en sus intervenciones, por su dedicación, por su “obligada conciencia social”, o por su efectiva sensibilidad en ese campo, de hecho hablan de los asalariados con los salarios más míseros y despreciables, de los trabajadores del montón, es decir, no cualificados, y de las penurias no generales y públicas de un país, cosa importantísima, en efecto, sino de los problemas, dramas y callejones sin salida en que se encuentran los que ocupan el más bajo listón de la escala social.

Reconocer esto es de justicia, y condenar a ciertos líderes sindicales o de partidos de izquierda, por su alta calidad de vida, es una clamorosa discriminación, mientras no hagamos lo mismo con los políticos, sobre todo aquellos, que, de familias ricas y acomodadas de siempre, (y me atrevo a recordar que en este país ha habido 40 años no solo de tiranía política, sino de abuso y explotación económica de las clases bajas) poseen una calidad de vida, y de ostentación, todavía mayor que la de aquellos. O como decía un ensayista francés con humor, cuyo nombre no recuerdo, pero no era Sartre, “¿es que solo pueden vivir bien los de la derecha, porque así lo  han hecho durante siglos?”  

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)