El Papa y el Papado

He leído, en Religión digital, (RD), el artículo que hoy publica el teólogo José María Castillo, con el título, más que sugerente, rotundo, de “El problema no es el Papa, es el Papado”. Así dicho, parece que el autor vaya a disparar rayos y centellas sobre el trono de Pedro, pero no. Lo que hace es una serena y respetuosa meditación sobre las condiciones en que el hombre elegido para esa tarea tiene que enfrentar. Y da las claves para que esa situación pueda cambiar. Así que una vez enterado del artículo, sin volver a consultarlo, quiero hacer también yo un pequeño análisis de lo que considero lo más importante que debería cambiar de la institución del Romano Pontífice. Lo haré metódicamente, y, a ser posible, en breves pinceladas, que, más tarde, podría darme, cada una, para un artículo entero.

  1.  No es una buena política que el Papa sea elegido por los cardenales. Éstos son considerados “romanos”, y todos tienen un título de una parroquia, o Iglesia romana. Peor eso sería comprensible si el Papa fuera, sobre todo, que no lo es en prioridad, obispo de Roma.
  2.  Así que sería deseable que el Papa fuera elegido de modo más colegial-episcopal, por una representación de los obispos de toda la Iglesia, respetando el número de católicos de cada país y diócesis. Así se podría superar el abuso que supone que Italia tenga tanta diócesis, fruto de la atomización de las sedes medievales. Este modo de elección fue anhelado en tiempos del Concilio, pero la Curia romana frenó cualquier veleidad, según sus miembros, en este sentido.
  3.  El ministerio petrino está, a mi modo de ver, mal entendido, o mal enfocado. Según multitud de autores y testigos proviene del encargo que hace Jesús  Pedro, “confirma en la fe a tus hermanos”, es decir, a los apóstoles. Esto quiere decir, por lógica, que son los obispos, sucesores, de los apóstoles, los que reciben el pastoreo de Pedro, y de su sucesor. Así fue visto en los primeros siglos, como vínculo de unión y comunión entre las Iglesias y sus obispos.  Con esto quiero decir que la misión de Pedro no está dirigida, directamente a los fieles, a no ser los suyos propios de la diócesis de Roma. Así que las visitas triunfales de los últimos papas en olor de multitud a los fieles de los diversos países se convertirían en encuentros, sin luz ni taquígrafos, con los obispos, en plan fraternal y distendido, donde también éstos pudieran intervenir y dialogar, y aclarar las estrategias de la Iglesia universal.
  4.  Otra cosa urgente que el papa, fuera quien fuera, tendría que abordar, es la profunda revisión, o eventual supresión, en los parámetros actuales, de la Curia Vaticana. Muchos expertos sospechan que este es el verdadero martirio de los papas en el último siglo y medio, o más, y que ha sido causa, o concausa, de la renuncia del papa Ratzinger. Lo que transciende del funcionamiento de la curia tiene que ver nada, o muy poco, con el evangelio. Combina muy bien con una corte bizantina, o con la curia de Constantinopla de los siglos de la alta edad media. (¡Que levente la cabeza San Juan Crisóstomo y nos cuente cómo le hizo sufrir su curia con enredos y lucha por el poder!)
  5.  De ninguna manera deberían los papas aceptar que su autoridad, absoluta e imperial, es mayor que la de toda la Iglesia junta, está por encima del Derecho, y que carece de cualquier control superior a ella. Jamás nos podrán afirmar, y menos demostrar, que ese modo de entender la “autoridad” tenga que ver con las enseñanzas de Jesús en el Evangelio. Ni que sea buena para el pontificado petrino ni para la Iglesia.

Jesús María Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)