La suave lluvia de la Palabra de Dios

Este texto del capítulo 55 de Isasías es clásico, pero también luminoso y diáfano. Pocas veces se ha comparado la Palabra de Dios de manera tan clara y pedagógica. Dice asi: “Así dice el Señor: Como bajan la lluvia y la nieve del cielo, y no vuelven allá sino después de empapar la tierra, de fecundarla y hacerla germinar, para que dé semilla al sembrador y pan al que come, así será mi palabra, que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, sino que hará mi voluntad y cumplirá mi encargo.” (Is 55, 10-11). Hay muchas clases de lluvias: unas son suaves y placenteras, benignas, sosegadas, que mojan sin herir, que caen mansamente, pidiendo permiso para no molestar. De este tipo de lluvia habla también el Deútero Isaías en otro pasaje.

Pero la Palabra de Dios puede, en ocasiones, bajar como el trueno, como el rayo o el relámpago, como el huracán, como la tempestad que es casi imposible de detener. Tenemos ejemplo en cientos de miles de la Escritura. Es sintomático cómo Moisés, que era un reputado especialista en  lidiar con Yavé, se tiene que protejer y esconder, para ver pasar a Dios, y tan solo puede divisar su espalda, porque si ve el rostros de Dios, morirá. La palabra de Dios la quieren recobir algunos como un tranquilizante, como un somnífero, o un analgésico que calma los dolores de la vida.

Esa es tarea imposible, porque la propia Palabra se encarga de desmontar esa trampa. Es conocido el texto de la carta a los Hebreos, 4,12: “La palabra de Dios es viva, eficaz y más cortante que una espada de dos filos; penetra hasta la división de del alma y del espíritu, hasta las coyunturas y tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”. Me encantan las coyunturas y tuétanos, porque nos recuerdan el “materialismo” sano de la cultura hebrea, y, por lo tanto, bíblica. De este tema, tan alejado del platonismo que en un momento dado se introdujo en la Iglesia, prometo escribir con bastante más detalle.

Como no trato de escribir ningún tratado, sino una simple y sencilla meditación de Cuaresma, terminaré con una reflexión muy personal, y que me intriga, y, a veces, duele. Se trata del tiempo que perdemos en la actual acción pastoral con los proyectos programados, con los años de esto y de aquello, y las misiones de aquí y acullá, descuidando, sí, eso he escrito, descuidadno lastimosa y vergonzosamente, la Palabra, que debería ser, sobre todo en ciertos tiempos litúrgicos, el centro y el eje. Pero ojo, para poder anunciar y predicar la Palabra, y hacérsela accesible a la gente, es necesario que los “profesionales e la Palabra“, según feliz denominación de la teología alemana de antes del Concilio, (¡entre esos teólogos había un tal Joseph Ratzinger!), lo sean verdaderamente: profesionales. Pero vayan, vayan, por muchas parroquias de Madrid, e intenten descubrir, aun en el Domingo, cuáles han sido las lecturas propuestas por la Liturgia. Me decía un buen amigo, preocupado por la dignidad y profundidad de la celebración dominical, que en la misa del ultimo domingo, 1º de Cuaresma, el de las tentaciones de Jesús, ¡ahí es nada!, el presidente no hizo ninguna alusión a las lecturas. Pero sí se refirió, largo y tendido, a la información de diferentes actos y eventos de la Misión Madrid. Desgraciadamente, es lo que hay.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

(Nota: ahora se ha puesto de moda lo de la “Lectio divina“. Prometo hablar de eso otro día)

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)