Las disculpas del obispo de Oviedo

 En mi entrada “Comunión no es sumisión; ni diálogo es monólogo autoritario e impositivo” (28/01/2013) comentaba la intervención del arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, ofm., en las Jornadas Pastorales que FERE-CECA había programando los pasados 25 y 26 de enero en su diócesis. Así que el que quiera recordar el asunto, puede volver a ella. Hoy quiero comentar el comunicado que la diócesis de Oviedo publicó a primeros de este mes de febrero. El que lo desee lo puede encontrar, íntegro, en Religión Digital del día 1 de este mismo mes. Y lo que discuten los comentaristas del blog de RD “Rumores de ángeles”, de José Manuel Vidal, es si éste acierta, o no, catalogando como “petición de disculpa” del arzobispo de Oviedo tal comunicado.

 A mí me parece que no, que si el artículo de Vidal va en serio, o no es una velada y enorme ironía, se equivoca. No veo ningún elemento característico de las peticiones de disculpas o de perdón, ni explícita, y ni siquiera, implícitamente. Veo, al contrario, como reafirmación en la autoridad episcopal, la publicación a todo trapo de la reunión que tuvo el arzobispo con algunos de los representantes de la FERE-CECA, y como gesto de humildad, fraternidad y comunión eclesial la de éstos. Y si no, veamos:

  •  El obispo recordó “algunas de las razones” de su autoritaria intervención, como “la improcedencia de algunos de los temas del programa, así como de los ponentes que lo integraban…” Como suponemos que entre los temas no había ninguno que configurase la defensa de alguna herejía, ni entre los ponentes, ningún excomulgado, la razón pierde todo su peso y fuerza, como explicaré más abajo.
  • La finalización de la frase anterior es “…a las que se añadía el hecho de haberse confeccionado sin el conocimiento del  Arzobispado”. Esto es lo mismo que reconocer que en todo tipo de pensamiento o expresión, relacionados con la Revelación, hay algún obispo (¡Dios nos libre de que sean muchos!) que defiende abiertamente la censura previa. Porque no nos engañemos, de eso se trata. Y una fiscalización a ese nivel de las mentes y de las ponencias en congresos y jornadas diversas de la Iglesia sería lo mismo que abogar por el pensamiento único, que, por lo visto, es lo que a algunos les gusta.
  • No me privo de transcribir por completo el último párrafo del comunicado, que no tiene desperdicio:
  •  “El titular de la archidiócesis invitó a los responsables de FERE-CECA a realizar durante este  mismo curso académico una nueva edición de las Jornadas en las que él mismo se ofreció a  colaborar, pero con un temario e intervinientes establecidos de mutuo acuerdo y no manera  unilateral.  La reunión sirvió también para clarificar la postura de FERE-CECA en Asturias, que recibió el  programa de las Jornadas confeccionado por su dirección nacional. Asimismo se aclararon  algunas confusiones generadas desde medios informativos de alcance nacional. Los asistentes subrayaron en todo momento la importancia del diálogo eclesial, como  instrumento privilegiado para un ejercicio responsable de la comunión y de la unidad de acción  pastoral en la Iglesia”.

El obispo de Oviedo da la impresión de  pensar que su carisma de “apóstol” le permite poseer, y ejercer, todos los otros carismas. Y de esa misma idea deben de participar muchos, demasiados obispos. Por lo visto no han leído las listas, con el orden e importancia de los carismas, propuestas por San Pablo. Si afirma el carisma del “doctor o maestro” en una lista dónde también se encuentran los de apóstol o Gobierno, no es preciso ser un Aristóteles para deducir que son carismas diferentes. Por cierto, que el de “gobierno” aparece  entre el quinto y el séptimo lugar. Lo que dice mucho de cómo Pablo, que no tuvo la gracia de oir a Jesús, lo entendió a partir de los coloquios con los demás apóstoles que sí lo escucharon.

 Y acabo refiriéndome a lo que prometí más arriba. Siempre me he quejado de la confusión que algunos hombres de iglesia tienen entre Dogma y Teología. Tenemos un mismo dogma, pero muchas y variadas teologías. Así que tenemos variados temas, abordados de manera diferente, de modo totalmente legítimo y válido. Que se lo digan, si no, a los cuatro evangelistas. Y lo mismo hay que decir de los teólogos. Así que la única barrera para temas y ponentes de un simposio en la Iglesia es la herejía y los herejes, o excomulgados. No que a un obispo le guste, o no, una determindad línea teológica. Y lo mismo vale para el Papa, o cualquiera otra autoridad en la Iglesia. Es triste esa confusión en cualquier persona de Iglesia, pero es trágica en los obispos.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)