El Papa no es el obispo de la Iglesia universal

Francisco, el llegado desde la otra parte del mundo, está dando unos pasos que reciben la unánime aceptación de todos los observadores. A mí me sorprendió la imagen del papa apoyado en la barandilla del mostrador de la recepción de la pensión en que se hospedó antes del cónclave. Hasta me pareció un poco populista, como si la sombra de Perón se abatiera súbitamente sobre el papa. Después, ante el baño de multitudes y ante su asombrosa naturalidad para estrechar manos y besar a niños, actitud casi temerararia en los revueltos tiempos que corren, con tanto loco suelto,me he ido convenciendo de que Bergoglio es, efectivamente, diferente. Nada que ver con el intelctual, o el esteta, o el refinado, o el investigador de libros o documentos.

Sin embargo, no pienso que sus gestos sean todos inconsistentes, o, simplemente, tendentes a construir puentes con su gente. Alguno de ellos me ha producido cierto sobresalto, si es que, efectivamente, tiene toda la intencionalidad que me viene a la cabeza. Me refiero a un detalle que, ¡cómo no!, se les escapó a nuestros enviados de televisión y a otros periodistas, más atentos a los detalles que imaginan importantes para la audiencia, que de lo verdaderamente transcendente. Aprovecho la oportunidad para lamentar el minimo grado de preparación histórico-teologica-litúrgica-pastoral (perdón por el palabro) de nuestros ¿profesionales? de la comunicación. Así como la eclección de profesionales eclesiásticos para apoyar ciertos programas de protagonismo eclesial, que siempre resultana de la misma línea ideológica y teoógica.

El detalle al que me refiero, y que escapó a la consideración de los locutores, periodistas o clérigos, (para no faltar a la verdad, ahora recuerdo que sí que hubo un curita joven, no sé en qué canal, que lo destacó), es el siguiente: en su fulgurante salida al balcón de la basílica de San Pedro, el nuevo papa se presentó más como obispo de Roma que como papa universal. Por eso dejó caer la anécdota o el chiste de que habían ido a buscarlo al fin del mundo. Como también fue sobrecogedora, en ese sentido, la escena del obispo de Roma inclinado, esperando, literalemente, la bendición de su pueblo, antes de impartirle la suya. Desde luego, estos gestos no habían sido vistos nunca en la plaza de San Pedro. Ahí comencé yo a entender por qué lo habían elegido los cardenales.

No sé si lo que voy diciendo tiene, o no, algo que ver con la idea que al papa Francisco tenga del ministerio petrino, pero me contentaría con que recordara a todas las mentes perezosas, o interesadas en lo contrario, como los curiales de Roma, supongo, la enseñanza del Vaticano II sobre la colegialidad episcopal. Para que no se repitan errores como el que lei en una revista, que entre los innumerables títulos del papa, le confería también el de “obispo de la Iglesia universal”. Esta doctrina la presentaron algunos más papistas que el papa en el concilio de Constanza, me parece, y fue condenada como herérica, porque convertiría a los obispos de la Iglesa universal en meros delegados papales, papel muy poco  adecuado para los sucesores de los apóstoles.

Jesús MA Urío Ruiz de Vergara

5 Responses to “El Papa no es el obispo de la Iglesia universal”

  1. El Papa Francisco no es que se presentara ” más como obispo de Roma que como Papa universal”, es que no hizo ninguna alusión al segundo papel salvo decir que fueron a buscarlo a la otra punta del mundo.
    Hasta el momento todo pinta genial.
    La verdad es que debemos reconocer que el Espíritu ha trabajado fuerte,pues al ver el personal reunido en Cónclave con sus capisayos y alhajas (6000 euros cada uno),como tu escribías hace unos días era difícil imaginar que saliera un Papa Francisco

  2. Se equivoca al decirque el Papa se inclino esperando la “bendicion de su pueblo”. El dijo claramente que todos rezaran paraque Dios (y no el pueblo) le bendijera.

    Usted pide cultura, y no se da cuenta de lo que acabo de decir. Padre, el pueblo no puede bendecir nada. Es Dios quien bendice, parece mentira que se lo tenga que decir yo. Repase el video y lo entenderá.

    Ya empiezan a criticar al Papa, si hace por que hace y si no hace por que no hace. Más respeto, y másobedicencia. Por cierto, su “articulo” anterior comentando las “sombras” del Papa, es infame y de muy mala fe. Hagaselo mirar, padre, desitla odio a la jerarquia catolica.

  3. ¡Vamos a ver, Gonzalo!
    Cuando el papa bendice “urbi et orbi”, es Dios, quien por medio de él, bendice. Cuando Franciso se inclinó para recibir la bendición, evidentemente lo hacía visiblemente, para indicar que recibía una bendición. Como Dios no bendice dirctamente, sino que lo hace por medio de “causas segundas”, como diría Santo Tomás de Aquino, podemos decir, de modo simbólico, que es el espacio dónde nos movemos, que el papa, humildemente, recibía la benbdición del pueblo. El pueblo, CLARO QUE PUEDE BENDECIR, y maldecir. Lo que no podemos es resaltar cuando el pueblo grita “santo súbito”, que es mucho más que una bendición, y no valorar otras situaciones. Y ya que has tirado del lado de mi vanidad cultural, ¿cómo que el pueblo no puede bendecir nada? ¿Sabes qué significa “bendecir”? Significa “decir bien”. ¿Crees que el papa Francisco no está siendo bendecido por el pueblo? No hay que ser demasiado ortopédico con las palabras.
    Areópago

  4. Para usted la perra gorda, no pienso discutir con sectarios de su nivel. Usted no tiene remedio. Me pregunto cuanto tardará en criticar al papa, más todavía, me refiero.

  5. Gonzalo, es una pena que insulte, solo porque alguien no piensa como Vd. Es una pena y una injusticia. No soy sectario, y no solo no critico al Papa con mi artículo de ayer, sino que lo alabo, y mucho, y lo exalto como pastor evangélico. ¿Será criticar al papa recordar, como él hizo, que la máxima dignidad es el “servicio”?
    Yo, sin embargo, no pienso retirarme de nuestros diálogos, aunque sean polémicos. Considero una riqueza de la Iglesia el que tenga cuatro evangelios, y que no haya en ella pensamiento único. La prueba evidente es la gran dierencia de estilo entre Francisco y Benedicto, y,sin embargo, su coincidencia en lo sustancial.
    Que Vd. viva una profunda y santa Semana Santa.
    Areópago (Jesús Mari).

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)