El lío de la Confirmación (II)

La pastoral sacramental es una de las piezas maestras del ministerio de la Iglesia, en su misión de Santificar. Y es un asunto que transciende la responsabilidad y la competencia de los párrocos y de las parroquias. Se necesita la dirección clara, inequívoca y decidida de los obispos, y, lo que es más importante, su apoyo y su implicación en aquellos aspectos que resulten incómodos o antipáticos para los fieles. No se puede poner a los curas a los pies de los caballos, teniendo que dar la cara ante la feligresía por decisiones y comportamientos que dependen de la autoridad suprema de la diócesis, o, en el caso de un país entero, de la Conferencia Episcopal (CE).

Así que se necesita, inequívocamente, no solo de normativa clara y detallada, sino que sea la autoridad competente la que la divulgue y la comunique a los fieles. Hoy día, los medios de comunicación de masas, como la radio y la televisión, facilitan esta tarea de divulgación y reconocimiento de las pautas exigidas para la correcta recepción de los sacramentos. Recuerdo dos casos en los que el arzobispo cardenal de SÂo Paulo, Brasil, usó este sistema para comunicarse con sus diocesanos, y eximir a sus curas de complicadas, farragosas, y, no raras veces, complicadas, y no aceptadas, o de mala gana, explicaciones.

Un caso fue para explicar a todos los católicos que, para colaborar con la autoridad sanitaria del estado y la ciudad de Sao Paulo, se pedía encarecidamente a los fieles que se acostumbraran de buen grado a recibir la comunión en la mano. D. Paulo Evaristo Arns era consciente de las resistencias que podría haber en la recepción de esa medida, y quiso proponerla personalmente. Así como otra destinada a la negativa, por parte de la Iglesia oficial, de celebrar las bodas canónicas dentro de la misa, cuando esta medida era solicitada para dotar de mayor boato y lumbre a la celebración. Así que, por boca del arzobispo, esos casos quedaban reservados a los jóvenes que, previamente, hubieran dado señales de aprecio por la vida sacramental, participando en grupos de jóvenes, convivencias, etc.

En ambos casos, el cardenal solicitó, y se le concedió, una red de las televisiones que emitían en la propia ciudad, en esa época, hacia 1973-1974, siete emisoras de televisión. Y durante unos cinco minutos, el prelado explicó a toda la diócesis, la nueva normativa. Hubo otras ocasiones, que no vienen al caso, porque lo que he expuesto vale como botón de muestra. Y trasladando ese recurso a la situación española de la implantación de la exigencia de la Confirmación para casarse por la Iglesia, o para ser padrino de Bautismo, la CEE podría solicitar a las cadenas televisivas una pequeña emisión en hora de máxima audiencia, que le sería concedida sin problemas, y el presidente de la misma, mejor que el portavoz, saldría al aire a explicar la nueva situación, dando, por ejemplo, una moratoria de uno o dos años para que a partir de ese momento la exigencia fuera obligatoria sin excepción.

O lo mismo se podría intentar en cada diócesis, respetando los tiempos y la tradición de cada lugar. Pero siempre por parte del obispo. El único problema que veo  a este sistema es el miedo que podrían tener, o que tienen, algunos obispos, de que, aumentando las exigencias para la recepción de los sacramentos, se viera mermada seriamente la feligresía.  Pero para caminar y hacer metanoya en la Iglesia es preciso arriesgar. Mi opinión es que estos cambios son dolorosos y difíciles en pequeños períodos, pero fructíferos y muchos más suaves en largos períodos. Pero tenemos la Palabra del Señor, de “no mirar para atrás, y de echar la red en alta mar, “duc in altum”.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

4 Responses to “El lío de la Confirmación (II)”

  1. yo ya he perdido la esperanza de la confirmación, espero que el señor me perdone.
    Pero la confirmación;Es el si quiero al Espíritu santo, con tu consciencia plena y el deseo de recibir el sacramento de la confirmación.
    En la noche de la resurrección, una chica adulta recibió, todo los sacramentos, en esa noche tan mágica, fue bautizada, y recibió el sacramento de la confirmación esa misma noche, en mi interior sentí una envidia sana, ¿ como puede ser ? que yo no pueda recibir al Espíritu Santo, con un si quiero, y afirmándome mi fe en cristo.
    Esa misma noche entendí que la iglesia lo que hacia, era ponerme piedras en mi camino, en verde ayudarme, a realizar, el sacramento de la comfirmacion , es una espina que tengo en mi corazón, el partir de este mundo, sin haber recibido la comfirmaciom .
    Por tener que ser un obispo el que de tal sacramento. ” yo no pido un exorcismo, para expulsar al diablo de mi cuerpo” pero parece que los pasos son casi calcados….Seguramente sera que el Espíritu Santo no quiere habitar en mi.
    Pues no comprendo ¿porque? si yo Amo a cristo y en la eucaristía, siento su presencia de una manera especial, que me hace sentir y ver el mundo de una manera diferente.

  2. Pedro, ¿porqué es tan problemático confirmarte?

  3. Por que tiene que ser un obispo, el que autorice, tal sacramento, un sacerdote, puede administrar este sacramento, a una persona, que valla a ser cristiano por primera vez en su vida. Hay personas que en la noche de pascua, aprovechan, para bautizarse, recibir la comunión, y la confirmación sin la necesidad de un obispo.
    Normalmente, suele ser gente, que se quiere casar por la iglesia, y se ven algunos, ” no todos ” hacerse católicos, empujados, por las familias.
    Lo justo seria que estas personas hicieran la catequesis para adultos, que la hay; yo personalmente antes de caer enfermo me estaba preparando, para dar catequesis a gente, que realmente, quieren saber lo que es ser católico, y que representa.
    Yo fui catequista durante 3 años maravillosos, donde me encontré muy a gusto. De que mis niños conocieran a jesus y su vida… Por eso me siento en desventaja, con los que han recibido, el sacramento de la confirmación, que es realmente, lo que los apóstoles, recibieron el día de pentescoste, el Espíritu Santo. Por eso es tan importante la confirmación es un sacramento, en que tu voluntariamente, quieres recibir al señor en toda su plenitud, consciente de lo que representa, yo me lo imagino, como el si quiero. Y reafirmarme en mi fe

  4. Claro que sé que es el obispo el que confirma, pero supongo que hay fechas dispuestas para confirmaciones en cada diócesis…No debe ser tan complicado confirmarse, sobre todo si estás tan cerca de una parroquia siendo catequista…

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)