La “desconfianza española” hacia los otros

  (Otra versión de “piensa el ladrón que todos son de su condición”)

 Para este artículo me he inspirado en un artículo largo, casi un estudio psico-sociológico, del País de hoy. En él se admite, de entrada, la idea de que los pueblos del sur de Europa, Portugal, España, Francia, Italia, y Grecia, de oeste a este, sienten, más que los del norte, una secular desconfianza de sus conciudadanos. El informe lo ha firmado Reyes Linera y lo ha titulado, “Con la desconfianza en el ADN”.

 Llama la atención que España es el país solo superado por Francia en la desconfianza del ciudadano común hacia sus conciudadanos. En un escala de 0 a 10, cuando la media de los diez países europeos más significativos es de 5,5, los españoles alcanzamos la nota 4,7, que es suspenso, solo superados por los franceses, que señalan 4,6. Es de destacar que Italia, que con nosotros y los franceses parecería formar el trío más parecido, nos adelanta claramente, con un 5,7, con todos los vaivenes y altibajos que ha producido en su situación política desde la segunda guerra mundial.

 Los sociólogos, en el caso español, se preguntan si la situación actual es fruto de la crisis, o viene de lejos, como si estuviera marcada por el ADN, como el título del artículo-informe sugiere. Desde luego, el más mínimo y somero recorrido por nuestra historia parece indicar que los españoles, ya desde nuestros ancestros celtíberos, constituimos una tribu de anárquicos sujetos, poco dados a la disciplina social, y mu aficionados a la disputa y el encontronazo. Hay sobre esto una curiosa y jugosa chanza entre los brasileños, cuando al llegar a su tierra no presentábamos como “padres” (curas) españoles. Nos decían siempre que el español al llegar a una isla, o tierra habitada, pregunta: “¿Hay aquí Gobierno? Pues soy contra”. Así que según el informe que comento, no solo contra el Gobierno tiene beligerancia refleja el españolito medio, sino también relacionado con sus conciudadanos.

 Uno de los referentes históricos es la literatura picaresca del siglo XVI, en la que aparece con todo su esplendor la desconfianza en el prójimo, y las tretas que había que conocer y practicar para conseguir la supervivencia. Así como la colección de levantamientos, golpes militares, y puñaladas traperas de políticos, militares, y eclesiásticos que culminaron, en el siglo XIX, con las guerras carlistas.

 De todo lo cual deducimos que en España somos muy católicos, pero muy poco cristianos. Nos animamos a cumplir una de las reglas de oro del Evangelio, contraria exactamente al dicho popular que, entre paréntesis, comparte título en este artículo. Se trata de la diatriba de Jesús contra los fariseos hipócritas, en la que, desgraciadamente, nos podemos sentir casi todos aludidos: “¿Por qué ves la mota en el ojo de tu hermano? ¡Hipócrita!, quita de tu ojo la viga, y podrás retirar la pequeña mota de su ojo”.  No suele ser esta nuestra regla de oro en las inter-relaciones sociales fuera del estricto círculo de nuestros familiares y de los amigos más estimados.

 Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

One Response to “La “desconfianza española” hacia los otros”

  1. Qué razón tiene.

    Esto me recuerda al programa televisivo de Pekín Express, donde los concursantes deben llegar de un lugar a otro de un pais, sin dinero practicamente de la caridad humana. Y personas les dejan dormir en sus casas sin conocerles.

    No sé hasta que punto es realidad o ficción, pero siempre me he preguntado qué habría hecho yo.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)