Otro encontronazo Conferencia Episcopal Española (CEE)-Vida religiosa (consagrada)

La CEE aprobó en el mes de abril un agrio documento, que ha sido dado a conocer en estos días, en el que, con inusual dureza, exigen el reconocimiento de la misión prominente de los obispos, “sucesores de los apóstoles” sobres las órdenes, institutos y congregaciones religiosas. Con afirmaciones  tan rotundas como las que ofrece este párrafo:

Es necesario y oportuno revisar este tema”, (de la relación entre la vida religiosa y la “autoridad y su primacía jerárquica de los obispos”, añade el texto, para “retomar con nuevo empeño el compromiso en favor de la nueva evangelización de nuestra sociedad española actual“. Porque, en opinión de los obispos, “la cultura secularizada ha penetrado en la mente y en el corazón de no pocos consagrados, que la entienden como una forma de acceso a la modernidad y una modalidad de acercamiento al mundo contemporáneo. La consecuencia es que, juntamente con un indudable impulso generoso, capaz de testimonio y de entrega total, la vida consagrada experimenta hoy la insidia de la mediocridad, del aburguesamiento y de la mentalidad consumista”.

 No sé a quién interesaba emponzoñar la relación CEE-Vida religiosa son un texto tan exagerado, vitriólico, desfasado e injusto. Los obispos, o por lo menos los redactores del documento, se han debido olvidar del tren de vida de muchos obispos y curas, de la mediocridad de algunos, ¡demasiados!, miembros de esos dos colectivos, -repito, obispos y curas-, y del reiterado mal ejemplo para los fieles que se desprende de todos los últimos sondeos de opinión entre los españoles.

 A pesar de que en el documento los obispos reconocen que “el sentido de comunión en la Iglesia y su realización no significan uniformidad, pues los dones del Espíritu se encarnan en la variedad de carismas y de estados de vida”, no parece que usen este concepto, o criterio, en las relaciones entre ellos, los obispos. Pues huyen, como de la peste, de que llegue al conocimiento de los simples mortales, que en muchas de las deliberaciones episcopales el consenso unánime está muy lejos. Pero se cuidan muy mucho de que esas diferencias, que según su proprio texto, no dañan la comunión, puedan ser conocidas por los de fuera. En la redacción del Nuevo Testamento nunca tuvieron esa preocupación.

 Por eso he escrito que, con toda probabilidad, no son todos los obispos los que han estado de acuerdo con el texto. Pero, en vez de convocar un rueda individual de prensa, que para nada va, o puede, ir contra los estatutos de la CEE, se quedan callados como muertos. Olvidando de que quien calla, otorga.

 Es preciso recordar, a su vez, que la elección de un religioso jesuita para papa ha cambiado el contexto de las reivindicaciones mutuas obispos-religiosos. Lo que quiero decir con ello es que la CEE no ha elegido el momento más adecuado para publicar esa bomba de documento. Y para terminar, quiero añadir dos aclaraciones:

 1)     No me gusta nada la denominación “vida consagrada”, que parece indicar, contra todos los argumentos teológicos, que la Consagración más decisiva e importante nacería de los votos religiosos, cuando no es así: proviene, sin género de dudas, del Bautismo. Por eso, a sabiendas de mi pequeña incorrección formal, prefiero hablar de la tradicional Vida Religiosa.

 2)    El origen, y el desarrollo, de la vida religiosa en la Iglesia ha sido un claro contrapeso de la Catolicidad de la misma contra los estrechos criterios locales, de algunos obispos, por consagrar lo propio y regional, muchas veces anecdótico. Esto último es también Iglesia, pero como he dicho, le viene muy bien el otro contrapeso de la visión de la catolicidad, más fácil de recordar y vivir en la disponibilidad de la Vida Religiosa. Y ¡cómo ha venido bien a los papas este servicio, contra los intereses locales y nacionales, y antes feudales, de los obispos!

 Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)