Ha muerto Luis, un amigo de Irene.

Irene me escogió a mí, a sus 16 años, para padrino de su confirmación. Su padre había muerto hacía poco, y para mí significó, a partes iguales, una alegría honrosa, y una responsabilidad. Esto sucedió hace 27 años, y la relación profunda sigue hasta hoy. Hice de testigo oficial de su boda religiosa, es decir, […]