La Iglesia “en la calle”

Me ha pedido Francisco Antonio que comente tres temas de la encíclica. Y procuraré complacerle. El primero que me plantea es el siguiente: 1. “Es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo. Llegando hasta la humillación si es necesario”.

Daré mi opinión brevemente:

1)     No me parece que el Papa entienda, en este contexto, a la Iglesia como la Institución organizada que sale a la calle con sus insignias, cruces, banderas, pendones, en una procesión, por ejemplo, o en una manifestación multitudinaria. Y lo digo porque consta que al Papa no le van mucho estas manifestaciones externas “oficiales”, por llamarlas de alguna manera. Una prueba evidente es que ha espaciado de dos en dos años la JMJ que estaba prevista para todos los años.

2)    Pienso que se refiere, él que es muy conciliar, como lo está demostrando, a la Iglesia en su verdadero y amplio sentido de Pueblo de Dios. Algo así como lo hicieron los primeros cristianos, que estaban en medio del mundo, en sus casas, iban al mercado, pero no al Anfiteatro, acudían en ayuda de los vecinos necesitados, eran magníficos ciudadanos, aunque sin poner incienso en los incensarios del culto al emperador, (por lo que podían ser condenados a la fieras), y eran conocidos no por los signos externos de lo que hoy conocemos por Iglesia, -culto, procesiones, misas, signos externos-, sino por su comportamiento eminentemente evangélico, y este sí cristiano al 100% -amor entre ellos, el perdón, el amor y perdón también al enemigo, la carencia de necesitados en la comunidad cristiana, todo aquello que movía a los paganos a decir “mira cómo se aman”, (y “como aman a todos”… pensaban).

3)    Pienso, sinceramente, que a la vista del contenido de la encíclica, el Papa se refiere a este tipo de presencia cristiana de la Iglesia en la calle: no una presencia institucional, como “sociedad perfecta” organizada, como decía el Derecho Canónico antiguo, sino del Pueblo cristiano como eso, como “Pueblo de Dios” en medio del mundo, de los seguidores de Jesús, más preocupados por cumplir su Palabra que por los ideales, gustos y mandatos de las ideologías políticas, sociales o culturales, todas ellas transitorias en la Iglesia.

4)    Y para acabar, una palabra sobre la “Iglesia de sacristía”, que tanto nos  critican desde fuera. (Hoy mismo, “el Roto”, ese magnífico humorista de “El País”,  tira con bala en  su viñeta. El dibujo es de un Templo magnífico y grandísimo, con el siguiente texto: “Pensábamos que las Iglesias eran grandes, pero por dentro solo son sacristía”). Se suele pensar mal de “la Iglesia sacristía”, como lugar tenebroso de misteriosas cábalas, secretos conjuros, e inconfesables proyectos, pero la verdad es otra. Yo la entiendo como el espacio acogedor, y necesario, para que la comunidad cristiana se reúna, y, además de dar culto a Señor, realice con alegría sus encuentros, como hacían los primeros cristianos, donde podían, al final en las catacumbas. Pero hay que insistir en que lo que “evangelizó” a los paganos, y acabó por engullir al Imperio Romano como organización socio-jurídico-político-militar, fue la realidad abierta, externa, “en la calle”, de los cristianos primitivos.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara     

One Response to “La Iglesia “en la calle””

  1. Gracias, P. Urío, por corresponder a mi humilde petición.
    Lo que transmite en los apartados 2) y 3) es precisamente lo que yo había entendido y necesitaba que el P. Urío me confirmase…
    ¿Qué puede hacer un cristiano de base como yo, pecador miserable, para vivir conforme a esos valores?
    Con todos mis errores, confieso que me siento cada vez más sediento de Dios, quien, a lo largo de mi vida, me ha demostrado lo mucho que me ama.
    Confío en poder viajar más pronto que tarde a Madrid y aprovechar para conocer al P. Urío personalmente, y poder recibir su acompañamiento espiritual.
    Un fuerte abrazo.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)