¿Qué hacer con los legionarios de Cristo Rey?

Estoy leyendo mucho portales cristianos sobre el capítulo general de refundación, si es que lo podemos llamar así de los “Legionarios de Cristo Rey”, y de que este acontecimiento eclesial marcará y permitirá ver el verdadero poder del papa Francisco, y si por debajo del ruido hay, o no muchas, nueces. La secuencia de interventores o delegados de la Santa Sede en la discutida orden o congregación, (no estoy seguro de si es una u otra cosa, de si tiene o no votos solemnes) ha sido tumultuosa, por decir lo más ligero y dulce. Porque lo que mejor caería sería bochornosa.

EL primer representante de la Santa Sede fue el futuro e inminente cardenal, Don Fernando Sebastián, siendo arzobispo y obispo emérito de Pamplona y Tudela, respectivamente. En el blog “EL Trastévere”, de José Martínez de Velasco, de esta misma 21rs, como siempre muy bien informado, podéis leer con bastante detalle toda la aventura, y le va la palabra, de la intervención del Vaticano en la fundación Lumen Dei, que engloba varias ramas religiosas, con personas de diferentes niveles de compromiso, también seglares y religiosas, entre las que la más sonada es la de “Legionarios de Cristo Rey”. 

Por lo visto, Sebastián no fue nada bien recibido, y los miembros de “Lumen Dei”, como podemos ver en el artículo de Velasco, no se cortaron lo más mínimo en expresar públicamente su rechazo al arzobispo claretiano. De tal modo que puede ser, como apunta nuestro bloguero, que su cardenalato puede ser un poco la compensación del calvario que tuvo que vivir en el poco más del año que fue delegado-interventor de la Santa Sede. De lo que no me he enterado es de los motivos de ese rechazo, o si es que antes de su nombramiento como Superior General de tan suspicaces y díscolos religiosos ya había habido algún episodio que provocara esa indisimulada animadversión que los legionarios dedicaban al que, quisieran o no, era su legítimo superior.

Otra cosa que no me explico es cómo el siguiente interventor, -lo voy a llamar así para entendernos-, D. Jesús Sanz, primero obispo de Jaca-Huesca, (2003-2009), después arzobispo de Oviedo, (2009–),no haya hecho  público su informe de la situación legionaria, y haya negado muchas  de las irregularidades de las que fueron acusados, manteniendo tan solo la de una mala gestión, que sería simplemente eso, sin señales de comportamientos delictivos, cuando éstos fueron declarados tales con todos los pronunciamientos del derecho, tanto canónico como civil, sobre todo del fundador, con la sospechosa connivencia de la cúpula más alta de la dirección de los legionarios. El señor obispo Sanz hasta parece que recriminó a los que “trataron a los legionarios” de manera calumniosa, no encontrando ningún motivo para esos reproches.

El siguiente interventor, el cardenal De Paolis, también avanzó por la misma senda excusatoria que el obispo de Oviedo. Algo que a mí me llama mucho la atención, dado el revuelo que se armó en la Iglesia con el caso, y la condena pública que mereció, por parte de Roma., el fundador, Marcial Maciel. Y a la vista de tantas idas y venidas, lo que es irremediable que todos intuyamos es el enorme poder que ostenta en la Iglesia, y en la sociedad en general, la congregación, u orden, de los legionarios. En ese sentido es brutal el montante de donativos que alcanzó en el mundo entero, que llegó a los 2.500 millones de dólares.

Mi opinión es clara, y rotunda: no sé qué asesores, o entendidos, o especialistas, tiene la Congregación vaticana parta los Institutos Consagrados, que admiten, en pleno siglo XX, hacia la década de los cuarenta, un instituto con el título romano-medieval-de orden militar, de Legionarios de Cristo Rey. Y sí discuten el carisma, con ese título solo puede indicar un estilo de búsqueda del poder y de la fuerza. Y atendiendo a los abusos de su fundador, creo que la Santa Sede debería aprovechar esta oportunidad para disolver la orden. Por mucho menos, por motivos en verdad vergonzosos y espurios, Roma ha disuelto en varias ocasiones órdenes religiosas. Que se lo digan a los jesitas, algo que el Papa debe de conocer muy bien. Y que los miembros con verdadera vocación religiosa y sacerdotal, se acomoden en otras instituciones, para los que sean ayudados por la Santa Sede.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara      

        

 

 

8 Responses to “¿Qué hacer con los legionarios de Cristo Rey?”

  1. Padre Urío:

    Creo que está confundiendo Lumen Dei y Legionarios de Cristo. Son órdenes diferentes. Los primeros obispos que usted cita fueron interventores en Lumen Dei. El cardenal Velasio de Paolis es el único interventor de la Legión de Cristo. Por lo demás, ojalá tenga boca de profeta. Por varios años he seguido la causa de José Martínez de Velasco, el capitán Trastevere, como le decimos en el blog. Por razones familiares necesitaba entender como alguien puede dejar pasar la pederastia invocando la misericordia para el pervertido y la indiferencia para la víctima. Desde mi concepción de fe, la solidaridad con los niños víctimas de la pederastia tiene primacía sobre el abusador, y la misericordia hacia él siempre cabrá, pero no olvidando la justicia. El abusador al que me refiero está casado con una mujer del Regnum Christi, la rama laica de los Legionarios de Cristo. Y fue entonces como pude entender tanta pasividad e indiferencia. No importa como trates al prójimo porque si das limo$na$ y donativos abundantes a la Legión de Cristo Dios te perdona todo. Puedes ser un pervertido, un manipulador, un drogadicto, un empresario deshonesto, un abusador de menores y de mujeres pobres y nada de eso importa, porque eres miembro del Regnum Christi y juntas muchos donativos, y manipulas a muchachos para que se hagan sacerdotes, y no les permites discernir. Los llenas de culpas y de múltiples leyes y obligaciones para que no puedas pensar y escuchar la voz de tu conciencia. Exigen saber todo de tí. Te exprimen y cuando no les sirves más, cuando has caido en quiebra económica, entonces te olvidan, te ignoran. Ocultarán todos los vicios de su fundador y de múltiples “exitosos” vendedores de conferencias y libros para señoras ricas con tal de tener acceso al dinero. Ahí está el caso de Thomas Williams, y estallará pronto el caso de otro legionario que se la pasa dando conferencias sobre la fidelidad conyugal y abusando de jovencitas en sus peregrinaciones a Tierra Santa.

    Esta orden jamás tuvo como fin alcanzar el reino de Dios. Esta orden fue una fachada para hacer un negocio con la fe y para delinquir. Yo no dudo que haya dentro mucha gente bien intencionada, pero la Legión de Cristo está viciada de origen. No hubo carisma fundacional, su fundador fue un pervertido que jamás se arrepintió. Yo espero que en último segundo haya expresado dolor de corazón por haber hecho tanto daño. No le deseo el infierno a nadie, pero él se lo hizo vivir a cientos de personas. Creo que los hombres y mujeres de buena voluntad deben permanecer unidos, si es su deseo, pero bajo otras reglas, otras siglas, otros caminos. Pero seguir con la farsa, legitimar la monstruosidad de Marcial Maciel, eso ya no puede suceder.

  2. Tienes razón, Laura. Al haber sido intervenidas por roma, y con los mismos interventores, primero Sebastián, y después Sanz, y al ser vistas por los fieles como muy familias hermanadas, o parecidas, me ha sucedido la confusión. Re agradezco tu corrección. Gracias.

  3. O tal vez, Laura, ni siquiera tengan los mismos interventores. Pienso que he resbalado al entrar en un terreno que no conozco muy bien. Pero lo sustancial de mi entrada se refería a los “Legionarios de Cristo Rey”. Otra vez gracias por tus aclaraciones.
    Jesús Mari. (Areópago)

  4. Estimado P. Urío: hace muy bien en reconocer que ha “resbalado” en un tema que no conoce muy bien, comenzando porque los Legionarios de Cristo Rey no existen. Se llaman solo Legionarios de Cristo.
    Por otra parte sus acusaciones sobre los tales 2.500 millones de dólares en donativos son totalmente falsas. Padre, si no tiene certezas, ni no conoce el tema, si no tiene información ni fuentes fidedignas, es mejor que se abstenga de emitir “juicios divinos” sobre disolución y que más bien se informe en el Vaticano antes de juzgar (y condenar) a una institución que hace tanta parte de la Iglesia como usted.

  5. Es verdaderamente muy significativo que Fernando Arbeláez diga que los Legionarios de Cristo son parte de la Iglesia cuando desde su fundación hicieron todo lo posible por mantenerse al margen de las diócesis, evitando que los sacerdotes, consagradas y miembros se relacionaran con otros movimientos eclesiales, o peor aún, solicitando que espiaran a otros movimientos. Si se atreve a desobedecer a su confesor, busque la entrevista del exnuncio en México, Justo Mullor, para que vea la joya que fue su pervertido fundador, o lea el comunicado de la visita apostólica a la LC, y lea como la perversión de Maciel permeó toda la estructura de la institución, y como creo una red de complicidades…….O mejor, lea. El Trastevere, blog de esta misma revista…..Tenemos años desmenuzando el tema.

  6. Padre Urio…..a mi me interesa mucho su opinión al respecto. Quisiera mandarle el testimonio de una de las ví ctimas directas de Marcial Maciel. Es peor, mucho peor de lo que cree, porque Maciel no fue el pervertido solitario que quieren los legionarios que creamos: tuvo y tiene aún ahora cómplices. A que correo se lo mando?

  7. Fernando: solo reconozco mi confusión entre Lumen Dei y los Legionarios de Cristo (sin Rey, ¡gracias, Fernando, por la aclaración!). Pero mantengo la extrañeza que he mostrado por el nombrecito de “Legionarios”, y la certeza de todo lo que hoy es ya público y notorio. Efectivamente, los “Legionarios de Cristo”, son parte de la Iglesia. Pero muchos católicos, y no los peores, aseguran que; “por desgracia”. Y no solo por la corrupción y podredumbre del fundador, sino por otros aspectos igualmente importantes a la luz del Evangelio.
    (El guardián del Areópago).

  8. Para Fernando Arbeláez Rodríguez:

    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/01/25/actualidad/1390680777_863390.html

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)