Otra vez el obispo de Alcalá de Henares, Reig Plá, denuncia mal y a destiempo

Estos días no he cuidado mi blog porque he estado, justamente, ocupado con obispos. El obispo auxiliar de Madrid, Fidel Herráez, nos hizo la visita pastoral el domingo pasado, y estuvo con nosotros, incluida comida y sobre mesa de dos horas, mano a mano los dos, desde las 11 de la mañana hasta las seis de la tarde. Y ayer el señor cardenal, D. Antonio Mª Rouco Varela, tuvo una encuentro con el Consejo Pastoral de la parroquia, y después celebró la Eucaristía, departió un poco con los fieles, y cenamos juntos, en la casa parroquial, junto con cl vicario de esta Vicaría IV, y el chofer del cardenal. Como comprenderán mis lectores, hay obispos de todos los estilos y tendencias, unos más cercanos y cordiales que otros, y no todos provocan la misma simpatía. Pero una cosa puede afirmar, y afirmo: puedo ser muy crítico con la jerarquía, sin perder, por eso, de vista que la Iglesia es apostólica, y que el obispo de mi diócesis es el apóstol que representa la verdadera y auténtica conexión con el Señor Jesús. Si bien esto no me quita la libertad para exponer las cosas según mi opinión, y respetando mi amor a la verdad. Como hicieron los primeros  cristianos, de lo que nos han dejado prueba cabal en los Hechos  de los Apóstoles y en las cartas.

Sin embargo, ahora quiero hablar de otro obispo, que, erre que erre, parece que no se ha enterado del cambio de aires y de horizontes que nos llega desde que el bendito Padre, Maestro y Pastor francisco aterrizase en Roma, como pregonero de aquel que deja sus huellas por los montes, y que merece que se diga de él: “Dichosos los pies del mensajero que anuncia la Paz”. Pero no, el señor Reig Plá no se entera, o no quiere enterarse, o si se entera no le importa no hacer caso. Sé que estos comentario míos no gustan a los prelados. Pero estoy seguro, también, que no los hago para incordiar ni molestar, sino porque, en conciencia, pienso que es necesario que los fieles comentemos lo que en las palabras y actuaciones de nuestros obispos encontremos de inadecuado y , sobre todo, de poco, o nada, evangélico.

EL obispo complutense ha arremetido contra el “feminismo”. Y ha dejado joyas como éstas: “del feminismo de la igualdad” y del “feminismo de cuota”,  “se ha pasado a la pretensión del empoderamiento de la mujer, al feminismo radical o al feminismo ginocéntrico”.  Y, además, la condenación general, y sin matices, de la ideología de Género. Así como reclamar para los documentos de la Iglesia el verdadero concepto del auténtico feminismo. ¡Cómo si sobre eso se pudiera desprender algo de las palabras o actuaciones de Jesús, más que el hecho de que trató maravillosamente a las mujeres, también a la prostitutas, a las que colocó en la delantera del Reino de Dios! Y, también, ¡Qué manía tienen muchos obispos españoles a la dichosa ideología de género! Lo que los lleva a olvidar que eso que ellos llaman ideología comporta una nueva figura de delito, que preocupa no solo a las autoridades y a a los jueces y fiscales, sino también a toda la población.  Recomendaría a monseñor Plá tres cosas:

A.  Que no se meta dónde nadie lo llama,

B.  Y que recuerde cómo el papa Juan Pablo I, de más feliz memoria en su vida que en su muerte, afirmó que Dios no solo es Padre, sino también Madre.  

C.  Y que no reserve toda su admiración y respeto a la Virgen, como modelo de feminidad, como hacían los caballeros medievales, que la proclamaban modelo y paradigma para todas las mujeres, cuando ellos las maltrataban y abusaban de su debilidad. Y, tiene que reconocer el señor obispo, en términos socio-culturales, no serviría hoy ese modelo, por ser justamente medieval.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara  

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)