¡Que no nos engañen!

Comenté, el otro día, el artículo de monseñor Agrello, arzobispo de Tánger, sobre los últimos y luctuosos acontecimientos en la frontera de Ceuta, donde murieron 15 subsaharianos, en una más que dudosa intervención de la Guardia Civil y la policía nacional. Decía, entre otras cosas, que mi rechazo, mi denuncia, y mi condena, no iban […]